Pacheco se ilusiona con ser el número 11

Tito Goncálvez dijo que tiene 10 nombres para el domingo; el Tony podría ingresar por Núñez

El técnico de Peñarol, Jorge Goncálvez, dijo el martes en conferencia de prensa que tiene 10 jugadores confirmados para el clásico. Le falta uno. Antonio Pacheco, suplente frente a Fénix, tiene esperanza de ser él: “Capaz que ese que falta soy yo”, dijo el 8 en broma.

De todas formas, la presencia de Pacheco parece que depende de la recuperación que tenga Carlos Núñez. El delantero entrenó diferenciado debido a un hematoma en el posterior. Este miércoles se le hará una ecografía para saber si hay rotura muscular. Si Núñez no llega en condiciones, puede ser sustituido por el Tony.

Se especula también con el cambio de laterales, con el regreso de Emiliano Albín a la derecha y Baltasar Silva a la izquierda, saliendo el juvenil Maximiliano Gómez. Es segura la presencia de Juan Castillo en el arco, porque ya lo adelantó Goncálvez. De manera que el posible 11 aurinegro será con Castillo; Albín, Macaluso, Bizera, Silva; Novick, Píriz, Fernández, Aguiar; Fernández o Pacheco y Jonathan Rodríguez.

“La diferencia es real”

Goncálvez admitió que es real la distancia que le sacó Nacional en la tabla de posiciones del torneo Apertura expresando en conferencia de prensa: “Los 12 puntos de diferencia están y en la cancha también pero en el clásico no hay favoritos”.

El técnico indicó que “sobre el rival decir que viene ahí arriba, viene haciendo partidos buenos y otros que no son muy buenos y ganan. Tienen un goleador muy importante como Alonso que hay que tener mucho cuidado.. A los goleadores de los equipos grandes hay que respetarlos”.

Goncálvez dijo tener el 95% del equipo definido, con Castillo en el arco, y sostuvo: “De los 10 que tengo en mi cabeza puede haber un cambio y eso lo voy a decidir en la semana”.

El conductor aurinegro concluyó diciendo: “Somos conscientes de que el lunes podemos cambiar el humor de la mayoría de la gente de este país. Los mensajes a los jugadores no se piensan, los mensajes salen en el momento, no se puede hacer un discurso eso sale por sentimiento. Cuando me pare frente a ellos veré pero son cosas que salen del alma y del corazón”.

El clásico es el último partido que le queda a Peñarol para salvar el semestre. Sin chances de obtener el Apertura, los aurinegros intentarán al menos vencer a su rival de siempre, complicarlo en sus aspiraciones ganar el torneo y sumar puntos para la Tabla Anual.

Cuando Goncálvez asumió fue lo primero que dijo, que iba a prepara el equipo para ganar el clásico, sin embargo, a medida que transcurrieron los partidos desaceleró.


Populares de la sección

Comentarios