Otro peso pesado a la maratón

El etíope Kenenisa Bekele debutará este domingo en París en la prueba madre del atletismo, una semana antes de que el somalí nacionalizado británico Mo Farah lo haga en Londres: dos capos de la pista a la calle

A los 31 años, con cinco títulos mundiales a cuestas y tres oros olímpicos en su foja, Kenenisa Bekele decidió que es tiempo de saltar a la prueba madre del atletismo: la maratón.

El etíope, aquel alumno que superó al maestro Haile Gebreselassie, se lanzará este domingo a correr en las calles de París los 42,195 kilómetros de la prueba más dura del atletismo.

Nacido en Bekoji, Bekele ayudaba a su padre a cuidar ganado y vender huevos de gallina hasta que un buen día alguien lo vio correr en un partido de fútbol y le aconsejó practicar atletismo, que de eso saben los etíopes, una nación que rivaliza con Kenia en las pruebas de fondo (largas distancias).

“Fue el mejor consejo que me dieron”, dijo una vez Bekele 15 que a los 15 años ganó su primera prueba en cross country (campo traviesa).

Fue el primer atleta en hacer doblete en la distancia corta (cuatro kilómetros) y la larga (12), en Dublín 2002. Sostuvo su reinado en cinco ocasiones seguidas y después de su último doblete, en Fukuoka 2006, abandonó esa modalidad para centrarse exclusivamente en la pista.

Su valor sobre el tartán quedó comprobado en el Mundial de París 2003 donde ganó la primera de sus cuatro medallas de oro en mundiales en la prueba de   10.000 m superando a sus compatriotas Sileshi Sihine y Gebreselassie, en lo que fue el primer podio de la historia enteramente etíope.

Un año más tarde se adueñó de los récords mundiales de las dos distancias más largas de la pista: 5.000 y 10.000 m, ambas pertenecientes a Gebre. Sus registros están desde entonces imbatidos.

“Tengo una buena oportunidad de ganar. Me siento bien preparado y voy a correr para ganar, no me puedo permitir perder”, declaró en Etiopía a AFP, agregando que no puede dormir debido a la excitación.

En la etapa final de su preparación, Bekele ha disminuido “gradualmente” los kilómetros y completará un “entrenamiento ligero” con sesiones cortas antes de la carrera del domingo.

Bekele quiere ahora en el asfalto sumarse a las leyendas etíopes de Abebe Bikila, doble campeón olímpico (1960-1964) y Gebreselassie, dueño de 24 récords mundiales sobre la pista, recordista planetario de maratón en 2008 (en Berlín, donde llegó con una molestia en la cadera que le provocó un bulto en una pierna) y cuya vida fue llevada a la pantalla en el docudrama Endurance de Walt Disney.

Bekele regresó a la competición en setiembre del año pasado, después de que una lesión en el muslo le tuviera alejado de las pistas casi tres años, ganando la media maratón de Newcastle (Great North Run) por delante de Gebreselassie y de su gran rival Mo Farah.

Este último, somalí nacionalizado británico, campeón mundial y olímpico, se prepara en Kenia para dar también su salto a la maratón. Su cita está agendada para el domingo 13 en Londres.

La dureza de pasar de la pista a la calle la sufrió en carne propia el 16 de marzo en la media maratón (21k) de Nueva York. En la mitad del recorrido sufrió un colapso y se cayó. Pero logró recuperarse y terminar la prueba segundo con un tiempo de 61.08, cerca del récord europeo del español Fabián Roncero (59.52).   

“Sería genial que ganara mi primer maratón, sería un gran logro para mí”, declaró Bekele sobre la carrera de este domingo.

Sus mayores competidores estarán en un grupo de corredores de etíopes con mayor experiencia en esta prueba, entre ellos Abdullah Sami, cuyo récord personal es de 2.05.42 segundos.

Gebreselassie fue el primero en rebajar las dos horas y cuatro minutos en 2008 con un crono de 2.03.59. Esa marca fue mejorada después por dos keniatas: Patrick Makau en 2011 (2.03.38) y Wilson Kipsang Kiprotich el año pasado (2.03.23).

Bekele este domingo y Farah el siguiente se sumarán entonces para potenciar el mundo de la maratón donde los keniatas giran alrededor del mundo embolsando premios e imponiendo su dominio. El ídolo de Etiopía buscará entonces seguir entre los más grandes del atletismo.


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios