Otro paso hacia el deshielo

El béisbol dio otro gesto para las relaciones entre Estados Unidos y Cuba
Jugar en un futuro próximo en las Grandes Ligas sin que pases por traidor en tu país: los beisbolistas cubanos recordarán 2015 como el año en que esto dejó de ser una idea.

Había que frotarse los ojos para creerlo. El 15 de diciembre ahí estaban, en el Hotel Nacional de La Habana y ante la prensa, José Abreu (Medias Blancas), Yasiel Puig (Dodgers) y Brayan Peña (Cardenales de San Luis), beisbolistas cubanos que desertaron para triunfar y ganar fortunas en las Grandes Ligas.

Era la primera vez que podían regresar libremente a su país desde que decidieron migrar y convertirse en "traidores", que dejaron la isla comunista donde se formaron para venderse a los "gringos".

Junto a las estrellas cubanas estuvieron directivos de peso de la Major League Baseball (MLB) y de la Asociación de Jugadores de Major League Baseball (MLBPA), que dejaron un mensaje.

"La meta de nuestro comisionado y de nuestros propietarios es negociar con la Federación Cubana de Béisbol una ruta segura y legal para los jugadores cubanos que deseen participar en las Grandes Ligas", dijo Dan Halem, director de asuntos legales de las Grandes Ligas.

Días antes, el cubano Yunieski Gurriel soñaba en voz alta. En las Grandes Ligas se juega "el mejor béisbol del mundo y todos quisiéramos estar ahí", señaló este jardinero de 33 años según un informe de la agencia AFP.

En medio del deshielo en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, la ilusión de Yunieski cobró fuerza en un año en que Cuba tuvo altibajos deportivos.

Recuperó la corona mundial en boxeo al imponerse en Catar; logró incluirse en el "top ten" del Mundial de atletismo; retornó tras 14 años al podio de la gimnasia mundial y alcanzó la corona en la Serie del Caribe de béisbol.

La mala fue caer al cuarto lugar en los Juegos Panamericanos de Toronto, su peor actuación en más de cuatro décadas.

2015 el año de los gestos
El 2015 también será recordado como el año en que por Cuba desfilaron estrellas estadounidenses como Floyd Mayweather, Carmelo Anthony, el club Cosmos de Nueva York, con Pelé y Raúl.

Fuente: AFP