Otro desafío histórico

Si Messi obtiene este lunes el premio mayor de la FIFA, será el primero en ganarlo cuatro veces

El argentino Lionel Messi es el máximo favorito para ganar un nuevo Balón de Oro, el cuarto de su carrera, lo que significaría otro récord para incrementar los tantos que posee, ya que ningún jugador lo alcanzó jamás a lo largo de la historia.

Los méritos individuales del atacante de Barcelona enterraron aparentemente los reclamos de sus otros dos adversarios. El portugués Cristiano Ronaldo, cargado también de razones pero resignado al segundo plano al que le relegó el astro argentino, y el español Andrés Iniesta, el talento resguardado entre el ruido que generan ambas bestias, pero que reivindicó sus poderes tras imponerse como el mejor de Europa.

El tramo final del 2012 parece haber desequilibrado la balanza de un galardón que se conocerá hoy en Zúrich, sede de una nueva gala de la FIFA, que destacará a los mejores del año que acaba de cerrar. Messi puede dejar atrás el espacio que compartía con la terna de grandes, los únicos, que presumen de obtener tres balones de oro: los holandeses Johan Cruyff (1971, 1973 y 1974) y Marco van Basten (1988, 1989 y 1992) y el francés Michel Platini (1982, 1983 y 1984) que, al igual que el argentino, obtuvo los premios de forma consecutiva. Ninguno, sin embargo, lo hizo con la precocidad de la que ha hecho gala el jugador de Barcelona.

El esprint final del sudamericano puede haber desnivelado la balanza a su favor. Cristiano Ronaldo, que completó también una campaña ejemplar, se ampara en el buen papel de su equipo, Real Madrid, campeón de la Liga por delante de Barcelona y la reciente Supercopa. Pero no estuvo a la altura de los guarismos de Messi en el último trimestre. La preponderancia del argentino pasó por encima el papel del cuadro azulgrana, que en el presente curso parece haber recuperado la hegemonía.

A pesar de que Barcelona solo ganó este año la Copa del Rey, Lionel Messi no perdió el ritmo y continúa acumulando goles y rompiendo marcas. El infalible delantero argentino se convirtió en el máximo goleador de partidos oficiales en la historia del club azulgrana (233 goles el 20 de marzo de 2012) y batió el récord de tantos anotados en una temporada de la Liga de Campeones (14).

Además, cerró el 2012 con un nuevo registro, el del mayor número de goles en un año natural. Dejó atrás los 85 anotados por el Torpedo Müller en 1972.

El nivel de Messi nubló el extraordinario registro de Cristiano Ronaldo, que vivió en el 2012 otro gran año. Acabó la Liga con 46 tantos, fundamentales para llevar a Real Madrid a la reconquista del título, en poder de Barcelona en los últimos años y lideró el tránsito del cuadro de Jose Mourinho hasta la semifinal de la Liga de Campeones. También festejó la Supercopa sometiendo al conjunto azulgrana, al que marcó un nuevo doblete. Fue el primer jugador en marcar al menos un gol en seis clásicos seguidos. Tiró de su selección. Sus goles ante Holanda y la República Checa llevaron a Portugal a las semifinales de la Eurocopa.

Asimismo, el fútbol español confía en que Iniesta sea el tapado de la gala, tal y como sucedió en la designación del mejor jugador de Europa de la temporada pasada. 


Populares de la sección

Comentarios