Otra vergüenza del fútbol uruguayo

Cada vez que un grande tiene que salir de su territorio existe la excusa perfecta para no salir: la feria del Parque Rodó, la Rural, el tejido, las cámaras de seguridad o el entorno del barrio

En el Franzini la feria, en el Viera la Rural, en Belvedere el tejido, en el Tróccoli las cámaras de seguridad, y ahora el entorno del barrio. Cada vez que los grandes tienen que salir de su territorio existe la excusa perfecta. Y la verdad, cansa.

Cansa que se mire solo por el poderoso y se avasallen los derechos del resto. A modo de ejemplo, entre otras cosas se dice que para que Wanderers reciba a Nacional en el Viera hay problemas con el estacionamiento. ¿Y qué estacionamiento le asegura Nacional a los hinchas bohemios cuándo van al Parque Central?

Cansa que nadie repare en esos desconocidos que entrenan y luchan como todos por un triunfo que les permita mejorar en la vida.

¿Con qué derecho le sacan el dinero del bolsillo a Alex Silva o Martín Lima que de pronto por ganarle a un grande en su cancha cobran premio especial? Y no me vengan con que el partido también lo pueden ganar en el Estadio.

Cansa que los campeonatos se definan en las oficinas porque los equipos en desarrollo no puedan ejercer el derecho de jugar en su escenario como ocurre en cualquier parte del mundo.

Cansa que un técnico como Guillermo Almada diga que nunca haya podido jugar en su cancha con los grandes y que después lo tilden, de lo que todos saben, por no ganar un campeonato. “Esta es la liga más injusta que hay.  Es lamentable que por 100 inadaptados River no pueda usufructuar la cancha. Acá es la única parte del mundo en la que sucede. No conozco otro lugar. Granada juega contra Real Madrid en su cancha, Rafaela le ganó a Boca en su cancha. Pero acá los campeonatos se deciden en el Ministerio del Interior”, me dijo en 2014 Almada.

Cansa tener un fútbol sumiso que viva pidiendo permiso para fijar los horarios de los partidos, para fijar las canchas, para vender a un jugar, para firmar los contratos de los juveniles.

¿Hasta cuándo todo esto?


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios