Otra noche de terror: Italia 3-Uruguay 0

El resultado doloroso deja como positivo otros 90 minutos de Cáceres, las atajadas de Muslera y algo de Vecino
De terror. Así se puede definir la noche de la selección uruguaya en Niza luego de un claro 3-0 de Italia. No tanto por el resultado, no solo porque se trataba de un amistoso, sino por la preocupación que deja de cara al futuro luego de otro mal encuentro celeste de hace unos días y que terminó con derrota ante Irlanda 3-1.

El conjunto celeste volvió a mostrar falencias importantes en todas sus líneas, salvo en el arco en donde regresó Fernando Muslera y careció totalmente de profundidad en ofensiva. Jugó a defenderse y no solo no le salió bien, sino que tampoco se defendió como correspondía.

Óscar Tabárez paró a una línea de cuatro en el fondo con Matías Vecino por delante como volante tapón y luego otros cuatro jugadores con Nahitan Nandez, el Tata González, Carlos Sánchez y Jonathan Urretaviscaya, dejando solo arriba a Diego Rolan.

Como suele suceder cuando se plantea una figura táctica así, a Rolan la pelota le llegó en cuentagotas y la celeste tuvo escasísima profundidad ofensiva.

Lo que es peor es que pese a contar con mayor cantidad de volantes, el equipo tuvo menos contención de lo normal.

A eso hay que agregarle que en defensa se volvió a ver una enorme desprolijidad, algo que se reiteró con lo que se vio ante Irlanda, con varios errores individiduales de Maximiliano Pereira, José María Giménez y Sebastián Coates. El único que al menos mostró un nivel acorde a la selección fue Martín Cáceres, sin deslumbrar.

El gol fue realmente un blooper, porque Giménez la quiso despejar para cualquier lado y la clavó casi en el ángulo de Muslera cuando recién iban 6 minutos.

La única llegada de Uruguay con cierto peligro fue un tiro de Maximiliano Pereira a los 9 minutos que se fue cerca del palo izquierdo de Gianluigi Donnarumma.

Italia tuvo tres o cuatro llegadas con peligro y dos de ellas fueron por tomar muy mal parado a Uruguay cuando contó con dos córners a su favor. Así comenzaron una carrera de área a área con tres y hasta cuatro hombres contra tres zagueros celestes que reculaban con desesperación. La primera vez fue Cáceres que realizó un quite notable porque se venía el segundo. La otra, los propios italianos la definieron mal.

Fue un primer tiempo para el olvido de un equipo que sigue sin mostrar al menos algo de juego, por más que se trate de un encuentro amistoso.

Para el inicio del complemento, Tabárez dio ingreso a Cristhian Stuani por Sánchez en busca de un mayor acompañamiento de Rolan arriba. Uruguay siguió con sus problemas de contención, pero al menos intentó presionar la salida del rival.

De todas formas, Rolan se tiró hacia la derecha casi que volanteando, dejando más arriba al hombre de Middlesbrough, mientras que Urretaviscaya lo hacía por izquierda.

El partido cambió al menos durante varios minutos de rumbo, no porque Uruguay avanzara más, sino porque Italia no tuvo tanto la pelota ni el protagonismo. Así fue que el conjunto europeo llegó muy poco hasta promediar el segundo tiempo.

No obstante esto, el juego de Uruguay continuó siendo lento, anunciado y cansino, entonces Italia no tenía inconvenientes en la marca y en coneguir el balón, por lo que arriba casi no pasaba zozobras.

A los 73 minutos, Eder de cabeza se perdió una oportunidad clarísima luego de un nuevo centro en la que Maximiliano Pereira no llegó.

Dos minutos después, un nuevo error de Maximiliano Pereira le dio el gol a El Shaarawy, pero Muslera tiró notablemente al córner y Uruguay se volvió a salvar.

Tabárez había apelado minutos antes a una variante distinta con el ingreso de Alejandro Silva por Rolan. Allí Nandez jugó un poco más arriba, pero Stuani se quedó en soledad con todos los marcadores rivales.

Hasta que a los 82 minutos llegó otro blooper uruguayo y otro gol italiano. En una pelota en profundidad, Coates se chocó con Muslera y el centro cayó justo en el segundo palo para que Eder convirtiera el 2-0.

Cuando se terminaba el partido, en una de sus peores noches, Giménez le cometió penal a El Shaarawy y De Rossi convirtió el tercero.

Fue un partido para el olvido de los celestes en el que después de Muslera, lo poco rescatable de Uruguay fue la entrega y algún pase de Matías Vecino en la media cancha, y otros 90 minutos que suma Martín Cáceres en los que alternó buenas y malas, pero no desentonó como el resto del equipo. La preocupación de cara a las Eliminatorias, está planetada, porque si bien faltaban jugadores fundamentales como Luis Suárez, Edinson Cavani, Diego Godín y el Cebolla Rodríguez, Italia tampoco jugó con todos sus titulares. El signo de interrogación se abre más grande que nunca y en el horizonte, empieza a aparecer la Argentina de Jorge Sampaoli, Lionel Messi y compañía.

URUGUAY 0-ITALIA 3

Cancha: Estadio Allianz Riviera de Niza

Juez: Clément Turpin (Francia)

Uruguay: Fernando Muslera; Maximiliano Pereira, José María Giménez, Sebastián Coates, Martín Cáceres; Carlos Sánchez, Nahitan Nandez, Matías Vecino, Álvaro González; Jonathan Urretaviscaya y Diego Rolan. DT: O. Tabárez.

Italia: Gianluigi Donnarumma; Matteo Darmian, Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci, Leonardo Spinazzola; Daniele De Rossi, Claudio Marchisio, Antonio Candreva, Lorenzo Insigne; Ciro Immobile y Andrea Belotti. DT: G. Ventura.

Goles: 6' Giménez (U) en contra, 82' Eder (I) y 90+1' De Rossi (I) de penal

Cambios en Uruguay: 45' Cristhian Stuani x Sánchez, 72' Alejandro Silva x Rolan, 81' Mathías Corujo x M. Pereira

Cambios en Italia: 19' Riccardo Montolivo x Marchisio, 45' Eder x Belotti, 57' Federico Bernardeschi x Candreva, 63' Stephan El Shararawy x Insigne, 77' Giorgio Chiellini x Barzagli, 81' Manolo Gabbiadini x immobile

Tarjetas amarillas: Marchisio, Immobile (I) y Nandez (U)