Oscar Pistorius sabrá el martes si va a la cárcel

La fiscalía pide 10 años de prisión, mientras que la defensa aboga por una pena sustitutiva de trabajos de interés general

Tras siete meses de un mediático proceso que apasionó a Sudáfrica y al mundo, Oscar Pistorius, el campeón paralímpico reconocido culpable de matar a su novia en 2013, sabrá este martes si entrará finalmente en prisión y durante cuánto tiempo.

La fiscalía pide 10 años de prisión, mientras que la defensa aboga por una pena sustitutiva de trabajos de interés general.

La jueza Thokozile Masipa, quien consideró culpable al joven atleta de 27 años de "homicidio involuntario", deberá tener en cuenta ahora estos argumentos para fijar la pena.

Durante la última semana de juicio, del 13 al 17 de octubre, la magistrada no dejó entrever sus intenciones. Frente a las cámaras que retransmitieron íntegramente y en directo este proceso desde el mes de marzo y frente a centenares de periodistas venidos de todo el mundo, Masipa se mostró impenetrable.

¿La prima de la víctima, que pidió entre lágrimas la encarcelación de Pistorius para "pagar por lo que hizo", logró convencer a la jueza? El fiscal Gerrie Nel, convertido en una celebridad gracias a este proceso, estimó además que la sociedad no perdonará a la justicia si Pistorius no acaba entre rejas.

O, por el contrario, ¿seguirá la magistrada los argumentos de Barry Roux, el abogado de la defensa para quien el excampeón sólo desea redimirse? Según Roux, la prisión no es el lugar idóneo para acoger a un hombre con las dos piernas amputadas y su encarcelación podría convertirse en un calvario.

Masipa, una jueza experimentada y respetada en Sudáfrica, podría finalmente verse influenciada por las duras críticas del pasado mes de septiembre, cuando se le reprochó haber dictado un veredicto demasiado clemente contra Pistorius, al considerarlo culpable de homicidio involuntario y no de asesinato.

¿Recursos?

Desde la trágica noche de San Valentín de 2013, Pistorius siempre ha mantenido la misma versión: disparó por error durante la noche a su novia, Reeva Steenkamp, al confundirla con un ladrón que entró en su domicilio a través del baño.

En los argumentos del veredicto, la jueza descartó la premeditación y admitió que la acusación no logró probar que el deportista sudafricano tenía la intención de matar a Steenkamp.

Sin embargo, el fiscal Nel no comprendió que Masipa no mantuviera en su auto la intencionalidad del acto.

"El acusado disparó sabiendo que alguien se encontraba allí", detrás de la puerta del baño, reiteró por última vez Gerrie Nel el viernes durante su alegato final. "Reeva tuvo una muerte horrible (...) El castigo debe reflejar el carácter sagrado de la vida humana", apostilló.

Indiferentemente de la condena, el joven atleta, considerado anteriormente una gloria nacional en Sudáfrica, cayó para siempre de su pedestal. El ídolo deportivo, que participó con sus prótesis de carbono en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, es ahora un hombre roto, lamentó su abogado.

"Roto, pero bien vivo", al contrario que la víctima, respondió el inflexible fiscal Nel.

Los juristas sudafricanos esperan que la defensa o la acusación recurran la condena, si la condena es, a su juicio, demasiado dura o demasiado clemente. El serial Pistorius podría alargarse así varios meses más.

                                                     


Fuente: Christophe Beaudufe, AFP

Populares de la sección

Comentarios