Olivera le ganó a todos

El futbolista, que en enero fue operado de una fractura de clavícula, regresa el domingo

Si fuera por él ya estaba jugando desde hace algunas semanas. Tenemos que frenarlo”, dice Alejandro Traversa, el asistente técnico de Tabaré Silva, cuando empieza a explicar a El Observador la situación de Nicolás Olivera, el volante violeta que el domingo retornará a las canchas después que el 24 de enero sufrió fractura de clavícula con desplazamiento y al día siguiente fue intervenido quirúrgicamente.

“Tiene unas ganas bárbaras”, agrega el asistente, y asiente con la cabeza el entrenador, que escucha a un costado. “Lo que pasa es que está muy bien físicamente, porque mantuvo la base física y creo que está para jugar 90 minutos”, explica Silva.

Nicolás Olivera, el capitán del plantel principal de Defensor Sporting, volverá el domingo a jugar con el equipo en el que planea retirarse al final de esta temporada.

El entrenador confirmó a El Observador que el jugador estará entre los 18 que utilizará en el partido ante Progreso que el domingo comenzará a la hora 10.15 en el estadio Franzini. Lo que debe definir y no descarta, es que Olivera pueda comenzar como titular.
“Mañana (por hoy) vamos a hacer un movimiento táctico, y el jueves fútbol. Ahí lo defino, pero es una posibilidad”, agrega el estratega de los violetas.

Olivera, que el lunes expresó su felicidad porque recibió el alta futbolística, luego que la semana anterior le dieron el alta médica, espera volver a correr con las mismas ilusiones que regresó en enero a Montevideo para cerrar su carrera con los del Parque Rodó.

El capitán de Defensor Sporting regresó a principios de este año a Montevideo después de rescindir contrato en Correcaminos, equipo del ascenso de México. Lo hizo con la intención de jugar seis meses en el club que lo formó para retirarse de las canchas.

En su primera aparición en Defensor Sporting en el regreso a su casa, en el partido del 24 de enero ante Olimpia de Paraguay en el Franzini por la primera fase de la Copa Bridgestone Libertadores, Olivera sufrió un golpe casual que derivó en fractura de clavícula con desplazamiento. Esa situación obligó al jugador a pasar por el quirófano al día siguiente. Después de la operación estuvo 16 días sin entrenar, luego comenzó una rápida evolución que sorprendió a todos, porque antes de lo previsto está para volver a jugar.


Enseguida que se confirmó la fractura y que debía pasar por el quirófano, la sanidad de Defensor Sporting anunció que su regreso se iba a producir recién entre los 60 y 90 días. El domingo se cumplirán 52 días, y pudo haber jugado el fin de semana anterior (45 días) si hubiera tenido el alta futbolística, que el jugador creía haber alcanzado, pero el cuerpo técnico aún no lo veía en condiciones de actuar.
Los hinchas violetas volverán a disfrutar con el regreso de Nicolás Olivera.

Mañana define los 11

El técnico Tabaré Silva se acostumbró a que cada fin de semana tiene que repasar la lista de sanidad antes de conformar los 11, casi el mismo ejercicio que en los dos últimos años hicieron Pablo Repetto y Gustavo Díaz. Para el partido del domingo ante Progreso están descartados Robert Herrera (con distensión muscular), Mario Risso (desgarro) y Diego Laxalt (esguince de tobillo). Están en duda Juan Fernández, quien en la práctica de ayer acusó molestias en el pubis, y Ramón Arias, que no entrena en forma normal porque sufre una sobrecarga en el aductor.

El técnico confirmó a El Observador que hoy realizará un movimiento táctico, en el que presentará la oncena para el domingo y mañana la confirmará en la práctica de fútbol que realizarán en el Franzini.



Populares de la sección

Comentarios