Odom, una bomba de tiempo

Ex de Los Angeles Lakers y de Khloe Kardashian, llegó a España para recuperar su amor por el básquet y enterrar su lado oscuro

Cobró por jugar a nivel universitario, confesó ser consumidor de marihuana, hizo un reality show con su esposa Khloe Kardashian, tuvo un millonario divorcio y llegó al básquetbol español tras jugar 15 temporadas en la NBA. Su nombre: Lamar Odom. Su costumbre: el escándalo.

A los 34 años, Odom fichó por Laboral Kutxa de la liga ACB española por dos meses, con opción a quedarse hasta el final de la temporada, en base a su rendimiento.

“Vengo a recuperar el amor por el básquetbol”, afirmó quien ya antes de llegar a la NBA tenía mala fama.

Por esa razón no fue elegido con el número uno de 1999, sino en el cuarto lugar, por Los Angeles Clippers.

En su etapa NCAA, no pudo jugar en la Universidad de Nevada Las Vegas por cobrar dinero, algo expresamente prohibido, y tuvo que defender a la modesta Rhode Island.

Sin embargo demostró ser un gran jugador. Ala-pívot de 2,08 m de enorme talento fue incluido en el quinteto ideal de rookies en la temporada 1999-2000.

En el siguiente torneo alcanzó sus mejores números en goleo con un promedio de 17,2 por partido.

Pero en la tercera temporada comenzaron los problemas: en noviembre de 2001 fue suspendido ocho meses tras admitir ser consumidor de marihuana.

Tras una breve estancia en Miami Heat (2003-2004) retornó a Los Angeles para jugar en los Lakers como parte del intercambio por Shaquille O’Neal.

En los Lakers ganó dos títulos de la NBA (2008-2009 y 2009-2010) y fue elegido como el mejor sexto hombre de la temporada 2010-2011.

Su vida estuvo marcada por la tragedia desde la infancia: su padre era adicto a la heroína y su madre murió de cáncer cuando él tenía 12 años.

En 2006 sufrió el fallecimiento de su hijo de apenas seis meses de vida.

Pero lo que cambió su vida basquetbolística fue el casamiento con la modelo de origen armenio Khloe Kardashian, la hermana de Kim.

La boda se celebró en 2009 y desde entonces, Odom perdió el respeto de sus pares. Comenzó a ser un exbasquetbolista en activo.

Hizo un reality show con su esposa y lanzaron un perfume, Unbreakable (Irrompible).  

En julio de 2011 protagonizó un accidente de tránsito chocando con una moto que cayó encima de un peatón de 15 años que falleció.

Su pasaje por Dallas Mavericks (2011-2012) fue lamentable: 6,6 puntos y 0,4 rebotes en 50 partidos jugados.

En su retorno a los Clippers (2012-2013) llegó a sumar 82 presencias pero sus prestaciones siguieron siendo pobres (4,0 puntos y 0,8 en rebotes).

En agosto del año pasado fue detenido por conducir bajo los efectos del alcohol y tuvo que pagar una multa de US$ 15.000.

En noviembre, TMZ publicó un video donde rapea afirmando que consume crack y que lo prefiere a estar con su esposa que un mes después le pide el divorcio.  

Su relación con los paparazzi nunca fue buena: en julio de ese mismo 2013 fue grabado arrojando materiales de un medio a la calle y luego apropiándoselos. De yapa, tomó una barra de metal y la emprendió contra otro auto.

Esta auténtica bomba de tiempo acaba de desembarcar en el básquetbol español. “Yo no arriesgaría con un fichaje así”, dijo el técnico de Real Madrid. El jugador tiene la última palabra.    


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios