Odegaard, el nuevo niño millonario

Real Madrid pagó 4 millones de euros por un noruego de solo 16 años que tendrá la presión de demostrar su valor en cancha

El nuevo diamante en bruto del fútbol mundial tiene nombre: Martin Odegaard, un noruego de tan solo 16 años que fue presentado ayer como nuevo jugador de Real Madrid, que pagó alrededor de 4 millones de euros por su pase.

La apuesta del equipo de la capital española es arriesgada, ya que se trata de un fichaje pensando en un medio o largo plazo, confiando en que Odegaard siga evolucionando en la buena dirección. Y es una más de esa creciente tendencia de contratar niños o adolescentes, buscando asegurarse desde lo más temprano posible lo que se parezca a un talento a lo Messi o Cristiano.

Siempre precoz
La vida de Odegaard, que cumplió 16 años el 17 de diciembre, ha sufrido un vuelco difícil de imaginar hace nueve meses, cuando el 13 de abril salió al campo en el minuto 72 con la camiseta de Stromsgodset frente al Aalesund en la Tippeliga, máxima categoría del fútbol noruego.

A las tres semanas firmó un contrato profesional, a mediados de mayo se convirtió en el goleador más joven en la historia de la liga y a finales de agosto, cuando sólo había jugado con la sub-17 antes, debutó con la selección absoluta en un amistoso frente a Emiratos Árabes Unidos (0-0), un partido en el que fue el mejor del equipo. Así, el  joven y tímido rubio se convirtió en el jugador de menor edad en ser internacional absoluto, con solo 15 años y 253 días.

Otra plusmarca cayó cuando en octubre fue el más joven en participar en las eliminatorias de la Eurocopa, en aquel caso en un partido ante Bulgaria. Ese día, el estadio de Ullevaal se levantó para aclamar a la gran esperanza del fútbol noruego, algo lógico pese a su juventud. Es que tras la época dorada en la década de 1990, que culminó con el triunfo frente a Brasil en Francia’98, Noruega ha bajado al abismo del fútbol europeo y hace 14 años que no juega una fase final.

“Probablemente sea el que más partidos de categorías inferiores a nivel de selección haya visto en Noruega, y no recuerdo a nadie tan desarrollado a los 15 años, quizás con la excepción de Cristiano Ronaldo”, decía hace unos meses el ex seleccionador Nils Johan Semb. Varias revistas internacionales lo elegían uno de los mayores talentos mundiales, mientras el interés de los grandes clubes se disparaba y el joven visitaba las instalaciones del Barcelona, Bayern de Múnich, Real Madrid o Liverpool, equipo del que es hincha.

De momento, el futbolista se incorporará al Real Madrid Castilla, filial del equipo merengue, que milita en la Segunda División B, la tercera categoría del fútbol español, y que entrena el exjugador francés Zinedine Zidane.

“Es la mejor posibilidad para desarrollarme. Real Madrid tiene las mejores opciones tanto deportivas como fuera del campo”, dijo Odegaard con una sonrisa tímida en su primera toma de contacto con el club blanco.

El mercado de los juveniles
A pesar de la preocupación por evitar la mercantilización de menores de edad en el fútbol, la normativa de la FIFA permite pases como el del noruego. La clave está en el artículo 19 del reglamento general, que aunque asegura que las transferencias internacionales solo se permiten cuando el jugador tiene al menos 18 años, abre la puerta a una ventana entre los 16 y los 18 años siempre que la transferencia se realice en territorio comunitario, y siempre y cuando el club le asegure educación y una formación en una profesión paralela al fútbol.

Eso fue lo que no ocurrió con Barcelona al contratar a jugadores coreanos, nigerianos y africanos menores de edad. Por la sanción que le impuso la FIFA, el conjunto culé no podrá contratar durante dos períodos de pases. El límite es muy fino, y sobrados son los casos de pases puente en el medio, o de simulaciones de viajes de familiares para afincarse en el país donde el jugador quiere recalar

“Si te dejas ir ahora, no llegarás lejos dentro de diez años. Será entonces cuando deba estar a mi máximo nivel, no ahora. Sé que es así”, admitió Odegaard antes que se concretara su pase a Real Madrid. Ahora está en él, y en el club merengue, el que no se transforme en otra eterna promesa.


Populares de la sección

Comentarios