"Ocupo el rol que sea si sirve al grupo"

El delantero de PSG destacó la reacción del equipo en los últimos partidos y expresó que si suma al equipo, en la selección juega donde le digan

¿Qué análisis realiza del partido que Uruguay jugará el viernes ante Perú en Lima?
Primero debo puntualizar que volver a la selección para los uruguayos que estamos en el exterior es siempre algo muy importante y marca emociones muy grandes. Te volvés a encontrar con tus compañeros, volvés a vestir la camiseta de tu país… eso genera un orgullo muy especial, porque es un placer formar parte del grupo de la selección. En cuanto a la importancia del partido, para nosotros todos los encuentros de Eliminatorias son claves, decisivos. Todos son finales, más aún en la posición en la que nos encontramos.

¿Qué Cavani se verá?
El mismo de siempre, con muchas ganas de aportar lo mejor a mi selección. Como cada vez que representé a mi país o formé parte de este grupo. Siempre di el máximo en todos lados.

¿Considera que después del partido ante Venezuela y de la Copa Confederaciones Uruguay hizo un clic?
Eso parece, pero esperemos confirmarlo en los próximos partidos. Aquello fue un momento y es fundamental demostrarlo ahora que volvemos a jugar finales. Contra Venezuela se decía que estábamos pasando un momento crítico, difícil y, con un buen resultado y lo que vino después, las cosas se encaminaron. Hoy sabemos que venimos de buenos resultados y trataremos de repetirlos. El cuerpo técnico rescatará lo mejor para continuar en ese carril, en la racha de triunfos.

¿Cuántos puntos de los seis son necesarios para que Uruguay siga peleando por el quinto puesto? ¿Qué rival es más complicado, Perú en Lima o Colombia en el Centenario?
Nosotros queremos sacar la mayor cantidad de puntos y deberíamos ganar los seis, pero sabemos que cada partido es una final y cada uno es diferente. No me gusta hablar de cuál puede ser más difícil, decisivo o accesible. En la posición en la que estamos, y en el momento de la competencia en la que nos encontramos, los dos partidos son determinantes. Los dos van a marcar nuestro futuro. A Perú y a Colombia los miraremos con los mismos ojos, como siempre, como si fuera una final.

¿Cómo fue su primer mes en París?
Bueno, y no solo por los resultados. Me encontré con un apoyo muy importante por parte del club, de los hinchas, y eso facilita cualquier etapa de adaptación. Lo importante es que hay lindos proyectos y buenos objetivos.

¿Zlatan?
¿Qué puedo decir? Lo conozco compartiendo un vestuario y puedo decir que todos somos diferentes, que él tiene un carácter particular, en el sentido de que es diferente a mí y a los demás compañeros. Lo que creo es que en un vestuario no hay que mirar la personalidad de cada uno, sino respetarla. No puedo decir nada malo de él, porque por lo que conocí, él aporta al grupo que es lo más importante. En su vida privada cada uno tiene su forma de ser.

¿Perder es estar con un pie afuera, o definiviamente afuera?
Es que ese escenario nosotros no lo imaginamos, no porque sepamos que vamos a ganar sino porque no lo pensamos porque no tenemos que anteponer pensamientos negativos. Si pasa, se verá. Hoy, como ante Venezuela, nunca voy a hablar de derrotas. Vamos a salir a ganar, y ese es el objetivo más importante, y esa es la apuesta de cada uno de los integrantes de este grupo.

Venezuela-Chile juegan antes que Uruguay, ¿una victoria de Chile puede incidir en el ánimo del plantel?
Actualmente, lo importante es que todo depende de nosotros. Y lo bueno es que en el fútbol o en la vida, cuando depende de uno es mejor. Nosotros lo podemos sacar adelante. Si después se dan otros resultados, bienvenidos, pero no pensamos en los demás sino en sumar puntos para acercarnos al objetivo.

¿En qué función se siente más cómodo en el equipo?
Ocupé muchas posiciones en la cancha en mi carrera. Como 9 es la posición que me siento más cómodo y la que me gusta jugar, pero como siempre dije estoy dispuesto a ocupar el rol que tenga que hacer mientras sirva para el grupo y para dar una mano en una victoria o en un buen resultado.

En estos momentos un 50% de la selección juega y la otra mitad no, ¿se habla del tema entre ustedes?
El hecho de no jugar crea un poco de inseguridad, se pierde algo de confianza. Siempre lo mejor que le puede pasar a un futbolista es jugar, pero nosotros tenemos un grupo que es tan unido dentro como fuera de la cancha y en ese grupo somos todos iguales, jueguen o no. Y en el momento de hacer el grupo no solo lo hacemos como futbolistas sino como personas. 


Fuente: El Observador

Populares de la sección

Comentarios