Ocho cruces, un candidato: arrancan los playoffs de la NBA

La postemporada larga el sábado con el campeón Golden State Warriors en estado de gracia
Con una imponente racha de 73 triunfos y solamente nueve derrotas, Golden Statae Warriors firmó el miércoles la mejor actuación de un equipo en la fase regular de la NBA y llega a los playoffs del certamen como el candidato de fierro a retener su corona.

El equipo liderado por un Stephen Curry magistral –goleador de la liga con 30,1 puntos de promedio y máximo favorito a ser nuevamente el jugador más valioso (MVP)– juega un básquetbol de otra dimensión en la mejor liga del mundo.

Pero sabido es que los playoffs son otra historia. Por lo que a partir del sábado, los Warriors deberán empezar a confirmar su gran temporada.

Su primer rival en la Conferencia del Oeste serán los Houston Rockets que entraron por la ventana con una marca de 41 victorias y 41 derrotas, peor registro que Chicago Bulls que en el Este se quedaron afuera con 42-40, misma marca con la que avanzaron en el Oeste Dallas Mavericks y Memphis Grizzlies.

Los Rockets, un equipo demasiado dependiente del individualista James Harden que cuentan con un súper pívot Dwight Howard, cuarto mejor rebotero del torneo (11,8), no debería ser un escollo complicado.

El año pasado, cuando los Warriors asumían el desafío del playoff bajo un halo de esceptiscismo, la serie terminó 4-1 a favor del equipo de Steve Kerr en la final de la conferencia.

San Antonio Spurs, un equipo hecho a la medida de estas instancias y una franquicia única por su constancia (19 playoffs consecutivos), arrancará su camino ante Memphis Grizzlies, tal vez el equipo con la pintura más dura (Marc Gasol-Zach Randolph) pero debilitado por la ausencia del español, lesionado en un pie en febrero y descartado para el resto de la temporada.

¿Qué equipos pintan para ganar en el Este? Cleveland Cavaliers, de LeBron James, mejoraron este año su campaña en fase regular llevándola de 53-29 a 57-25 para quedar primeros. El año pasado fueron segundos tras Atlanta Hawks pero a la postre llegaron a las finales con los Warriors.

LeBron promedio 25,3 puntos, 7,4 en rebotes y 6,8 en asistencias y su talento único hacen de los Cavaliers a un gran enemigo.

Con más química de equipo, Atlanta Hawks también aspira a llegar lo más lejos posible. Aunque en el camino sabe que pueden aparecer los Warriors.

Conferencia Este

Cleveland Cavaliers-Detroit Pistons
Cleveland, el equipo de LeBron James, fue el mejor de la fase regular en el Este con una marca de 57-25. Solo el hambre de gloria de su alero –quien jugó las últimas cinco finales de la NBA– lo convierten en el favorito a alcanzar la final. Sin embargo, los Pistons (campeones en 1989, 1990 y 2004) le ganaron a los Cavaliers dos de las tres veces que se enfrentaron. ¿Su figura? Andre Drummond, el pívot más dominantes de la liga con un promedio de 14,8 en rebotes.

Toronto Raptors-Indiana Pacers
Los Raptors practican un juego muy vistoso y cuentan con grandes goleadores como DeMar DeRozan (23,5 puntos, noveno de la liga) o Kyle Lowry (21,2, 14º) quienes conforman uno de los mejores perímetros del certamen. El año pasado fallaron en playoffs al ser barridos por Washington Wizards en primera fase. Enfrente tendrán a los renovados Pacers que al recuperar a Paul George (23,1 puntos, décimo goleador) se esperanzan en ser animadores.

Miami Heat-Charlotte Hornets
Los Heat vuelven a los playoffs luego de la temporada en que sufrieron el cimbronazo de la partida de LeBron James. Liderados por el veterano Dwyane Wade (foto), Chris Bosh y con un Hassan Whiteside que lidera la tabla de tapas con 3,7 bloqueos por juego los campeones en 2006, 2012 y 2013 se las verán con la gran revelación de la temporada: Charlotte Hornets que cuentan con un inspirado Kemba Walker y que se potenciaron con la llegada del francés Nicolas Batum.

Atlanta Hawks-Boston Celtics
Por noveno año consecutivo los Hawks jugarán playoffs. El entrenador Mike Budenholzer, exasistente de Gregg Popovich en los Spurs, ha logrado plasmar el estilo que más se aproxima a los Warriors aunque sin la calidad individual de sus componentes. Ahí igual resaltan Paul Millsap y Al Horford. Su rival será el más ganador de la historia (17) con un presente donde su reconstrucción avanza de la mano de un Isaiah Thomas intratable (22,2 puntos).

Conferencia Oeste

Golden State Warriors-Houston Rockets
Los Warriors son los vigentes campeones y los grandes candidatos. Mantuvo al equipo que venció a los Cavaliers el año pasado, cuenta con un Stephen Curry imparable y varias figuras que se potencian con el brillo de su armador: Klay Thompson, Harrison Barnes, Andre Iguodala, Draymond Green y Andrew Bogut. Los Rockets, que cayeron las tres veces que jugaron con los Warriors esta temporada, necesitarán mucho más que un James Harden on fire.

San Antonio Spurs-Memphis Grizzlies
Con 19 playoffs consecutivos, los Spurs rondan el récord de 22 de Philadelphia 76ers y siguen consolidados como una franquicia sólida, seria y comprometida pese a las fases de reconstrucción atravesadas. Kawhi Leonard es ahora el líder del equipo con 21,2 en puntos y 6,8 en rebotes. Pero ahí siguen los Parker, Duncan y Ginóbili. Son claros candidatos ante un Memphis donde el dominante pívot Zach Randolph (15,3 y 7,8) no tendrá a su ladero Marc Gasol, lesionado.

Oklahoma City Thunder-Dallas Mavericks
Finalistas de la temporada 2011-2012, los Thunder siguen contando con dos temibles estrellas como Kevin Durant (tercer goleador de la temporada con 28,2) y Russell Westbrook (octavo con 23,5) en las que basan sus esperanzas en estos playoffs. Su rival fue campeón en 2010-2011 y sigue teniendo en el alemán Dirk Nowitzki a su estandarte (18,3 puntos). El año pasado le dieron pelea a los Spurs en primera ronda cayendo 4-3. Siempre son un rival de cuidad.

Los Angeles Clippers-Portland Trail Blazers
Si los Clippers ya eran un equipo duro con Chris Paul (un armador de gran capacidad defensiva), Blake Griffin y DeAndre Jordan imagínense lo que son ahora que llegó Paul Pierce. La marca de 53-29 los dejó en el cuarto lugar del Este y el objetivo es superar las semis de Conferencia del año pasado. Su primer escollo serán los Trail Blazers que tras las salidas de Nicolas Batum y LaMarcus Aldridge siguen vigentes con un CJ McCollum intratable (20,8 puntos).