Ocho claves: por qué la Fórmula E es la categoría del futuro

Punta del Este recibe mañana a una prueba que revoluciona el mundo motor
No habrá este fin de semana un evento más importante en el automovilismo Mundial que el E Prix de Punta del Este. El calendario del motor global enfoca mañana a Montevideo, con una categoría que está haciendo ruido en el mundo motor. El circo se está empezando a armar y es impresionante. Miles de personas han llegado a Punta del Este para ser parte de la segunda prueba de un campeonato que recorre varias de las ciudades más emblemáticas del mundo, como Beijing, Buenos Aires, Londres y París, entre otras. Más allá de la novedad, la categoría, impulsada por la FIA –que será televisada por Fox Sports y Canal 4–, presenta varios aspectos casi revolucionarios, que pueden marcar la forma en que se escriba el deporte en el futuro.

1) La ambición: superar a la Fórmula 1

La Fórmula E quiere posicionarse rápido como una de las principales categorías competitivas del mundo. Luego de una temporada ya se puede vanagloriar de tener escenarios llenos y un promedio de 25.000 personas por carrera, algo que solo la Fórmula 1 supera. Y es más: pese a que dicen que no quieren competir con ella, en el mapa a largo plazo está sobrepasarlo. Lo dijo hace unos meses Richard Branson, multimillonario dueño de Virgin Records, que desarrolló su equipo asociado a "DS", la marca de autos de lujo de Citroen: la apuesta es a superar a la Fórmula 1 en cinco años. Ambicioso, pero está en el mapa.

2) Sustentabilidad: la apuesta verde

El gran gancho de la Fórmula E: apostar al cuidado del medio ambiente, algo que la gran mayoría de las categorías del mundo, que usan autos con motor de combustión, no pueden ofrecer, a pesar de tosas las campañas de responsabilidad social. Al tratarse de autos eléctricos, alimentados por batería, el discurso amigable con el medio ambiente es redondo. Es uno de los motivos por los cuales tiene un decidido apoyo del presidente de la Federación Internacional (FIA), Jean Todt.

Preparativos Fórmula E Punta del Este

3) Negocio: ayudar a producir autos eléctricos de calle

La categoría también tiene una idea clara: ayudar a las marcas de automóviles a fabricar autos eléctricos, y a que estos sean sustentables. Hoy es un lujo o al menos una rareza. La semana pasada el CEO de la categoría, Alejandro Agag, se lo dijo a Referí: "Cuando el auto eléctrico sea el principal en las calles, la Fórmula E será la categoría principal". Eso puede llevar 20 años, pero hacia allí apuntan.

4) Apuntar al público joven

La audiencia de la Fórmula 1 ha envejecido con el tiempo: solo hace falta ver los auspiciantes, la mayoría con público objetivo superior a los 50 años. La Fórmula E va por algo nuevo y renovador. Por ejemplo, la idea de que los fanáticos puedan votar el "fan boost", por el cual el ganador puede usar una aceleración especial en carrera. Además, las carreras duran una hora, la mitad que la Fórmula 1. "Apuntamos a los niños de 10 años que serán quienes compren los autos eléctricos", dijo Agag.

5) Apuesta por la investigación y el desarollo

La categoría se ha trazado un cuidado camino de evolución, de manera de ir fomentando la investigación y desarrollo, pero a su vez cuidando los costos. El primer año todos corrieron con los mismos motores y las mismas baterías. Ahora se liberalizó el desarrollo de motores, y en esa carrera por ser mejores los tiempos bajaron considerablemente (2-3 segundos por vuelta), solucionando lo que era una de las mayores críticas a la categoría: que los autos eran "lentos". La batería está previsto librarla en el año 3, y en ese momento el nivel de desarrollo se robustecerá y aumentará el atractivo de la categoría, aunque la preocupación de los responsables de la Fórmula E es que no signifique una espiral de costos que ponga en riesgo a muchos equipos, como le ocurre actualmente a la Fórmula 1.

6) Banco de pruebas

Muchas marcas se están volcando a la Fórmula E de manera de tener una base de desarrollo e investigación. Jaguar ya anunció que entrará en esta temporada, pensando en su vuelta a la Fórmula 1. Los costos son incomparables: mientras que desarrollar un auto de Fórmula E cuesta US$ 1,5 millones, el de un auto de Fórmula 1 está en US$ 50 millones.

7) Ser pioneros

Conscientes de estar a la vanguardia de la tecnología, la Fórmula E decidió dar un paso más: el anuncio de una categoría de coches robots, la "Roborace", con coches sin conductor. Se trata de una especie de experimento que no reemplazará a los coches eléctricos, pero que los fortalecen en ese lugar de pioneros.

8) Oportunidad para grandes pilotos

La categoría tiene varios pilotos destacados en su parilla, muchos de ellos expilotos de Fórmula 1, que se ha vuelto inaccesible para muchos conductores que no tienen los medios para pagarse un asiento en la máxima categoría. Así aparecen pilotos como Jaques Villeneuve, Nick Hedfield, Sebastian Buemi, Bruno Senna, Jean Eric Vergne, Nicolas Prost o Nelson Piquet Jr.

El circo ya está pronto
Bajo lluvia, Punta del Este sigue preparando el Circuito de la Playa Barava para la carrera del sábado. La actividad del día de la competencia arrancará temprano con dos prácticas libres a la hora 8.15 y a las 10, un pitwalk a las 11.10, la Qualy (en 4 grupos) a las 12, una "SuperPole" a las 12.45, una sesión de autógrafos a las 13.50, un "VIP pitwalk" 14.10, la carrera a las 16 y una fiesta final a las 17.30.

Acerca del autor