Nutrición y el fútbol: una relación conflictiva

La nutrición cada vez tiene más importancia en los rendimientos de los futbolistas; en Uruguay unos pocos clubes le dan relevancia
El regreso de Rodrigo Amaral a la Primera de Nacional luego de haber sido bajado a Tercera división para que adelgazara unos kilos fue una de las noticias de la pasada semana en el fútbol uruguayo. El jugador, que reconoció a Referí tener facilidad para aumentar su peso, logró llegar a su condición óptima y nuevamente fue tenido en cuenta por el Gustavo Munúa.

Su caso disparó la interrogante sobre cómo es la situación nutricional de los jugadores uruguayos, si hay futbolistas con sobrepeso y si se dan casos de malnutrición, y si los clubes y los cuerpos técnicos le dan atención a un aspecto que a nivel internacional cada vez tiene más importancia.

Desde hace cinco años, la Mutual Uruguaya de Futbolistas Profesionales cuenta con asesoramiento para sus afiliados en ese aspecto. La coach nutricional Mónica Rosa es la encargada de ese consultorio que tiene como objetivo "cuidar de la salud de los jugadores y mejorar el rendimiento de ellos a nivel deportivo", explicó a Referí.

"A veces es bajar o subir de peso, pero va más allá del peso, va por su rendimiento, que después lo evaluamos. Una vez que empiezan con los planes y a mejorar la alimentación, el mismo jugador te dice 'me siento mejor, corro más o me fatigo menos, me doy cuenta de que termino un partido cansado pero no muerto', lo que antes a veces le pasaba", señaló.

Para Rosa, el tema de la nutrición en los clubes es algo nuevo en Uruguay y generalmente se lleva a la práctica en equipos con cuerpo técnicos jóvenes. Cuando ella asumió su cargo en la Mutual, lo primero que hizo fue reunirse con todas las instituciones para explicar el servicio que prestaba.

Así comenzaron a llegar los primeros futbolistas y con el boca en boca siguió atendiendo a más jugadores. "Se daban cuenta que a los que se estaban cuidando les iba bien, y empezaron a cuidarse los demás. Porque al jugador de fútbol si vos le das las herramientas, se cuida. Son profesionales, es su trabajo", contó.

monica rosa.jpg
Mónica Rosa, coach nutricional de la Mutual
Mónica Rosa, coach nutricional de la Mutual

El principal aspecto por el que llegan a su despacho es por el sobrepeso y para lograr "una puesta a punto". "Generalmente se enucnetran con algún kilito de más. En el fútbol uruguayo generalmente hay una tendencia al sobrepeso. Ojo, hablamos de sobrepeso a nivel deportivo. Los ven en la playa y tienen un físico bárbaro, pero el tema es jugar. Si vos te sacás tres kilos de arriba vas a ser más rápido, te vas a cansar menos, menos cargás en las articulaciones, en el sistema muscular, cardiovascular", señaló la coach nutricional.

Y también ha tenido casos de futbolistas que necesitan incrementar su peso. "Los preparadores físicos son los que generalmente ven esa problemática porque los jugadores no rinden. Es más, a veces les dicen que si no aumentan tres o cuatro kilos no los pueden poner, porque corren el riesgo de que el chico caiga en medio de un partido. Y además ven la problemática de que van sin desayunar a entrenar", indicó la especialista. Estos casos se dan en juveniles que, al estar en una etapa de crecimiento, necesitan una mayor carga de energía, dijo.

El nivel permite kilos de más

La especialista consideró que el nivel del fútbol uruguayo posibilita a los jugadores salir a la cancha con algunos kilos de más. "¿Cómo Amaral, y otros más, podían jugar con ese peso? Porque se lo permiten. Si el medio fuera más exigente, como pasa afuera, y no estás dentro de esos parámetros internacionales, marchaste. No te dejan jugar", indicó.

En los futbolistas de la Segunda y Tercera división, en la que la mayoría además de entrenar, trabajan o estudian, y sus salarios son más bajos que en Primera, se da una situación más compleja.

"La economía es más restringida. Tenés que moverte dentro de distintos presupuesto y balancear una alimentación de acuerdo a sus posibilidades", dijo.

A su consultorio, los jugadores llegan por voluntad propia, por recomendación de sus entrenadores o por sus representantes. Desde los clubes o por indicación de los dirigentes, pocas veces. "En general los clubes ignoran el aspecto nutricional", comentó.

Sin embargó, destacó que se han dado algunos pasos. "Hay un crecimiento, una mejora, hay nutricionistas en algunos clubes en juveniles. Nacional, Peñarol, Defensor, Torque, Danubio, entre los que tengo conocimiento... Van de a poquito. Muchos por iniciativa de los cuerpos técnicos están incluyendo nutricionistas y psicologos deportivos", detalló.

Rosa sostuvo que hoy en día los jugadores deben saber organizar sus comidas y "aprender a comer" de forma sana.

Además, le dio importancia al tema de la hidratación, algo que en el fútbol uruguayo "se descuida mucho". "Está estudiado que en los segundos tiempos hay más goles y más tarjetas por falta de hidratación. Es uno de los factores. Porque estar deshidratado te pone de mal humor y te desconcentra", explicó.

A nivel internacional, los cuatro pilares básicos del deportista profesional son el entrenamiento, la psicología, el descanso y la alimentación, explicó la coach nutricional, quien destacó que deben estar todos al mismo nivel para obtener buenos rendimientos.

"Acá no están todos esos puntos al mismo nivel", señaló la especialista. "Pero se está cambiando, se está avanzando, ya hay clubes que lo están tomando en cuenta" agregó Rosa, quien destacó que, para su propio bien, los futbolistas cada vez le están dando más importancia a la alimentación y así mejorar sus desempeños en la cancha.

Cuatro casos

Rodrigo Amaral
Jugador de Nacional
"Ahora a Amaral lo mandaron al banco, ¿pero cuánto pasó para eso?", dijo Rosa, quien señaló que el nivel local le permitía al juvenil jugar con kilos de más "Buscaron todos los medios para que adelgace. Vino acá, estuvo una semana y no vino más, me lo mandó el médico de nuevo, vino una semana y no vino más", señaló la especialista. Luego, Amaral hizo su puesta punto en Maldonado bajo las órdenes del profesor Andrés Barrios.

Carlos de Pena
Jugador de Middlesbrough
"Él empezó a cuidarse acá y me dijo 'creo que me voy a ir'. 'Bárbaro', dije. 'Vamos a prepararnos'. Yo a los jugadores los dejo como si mañana te llaman de Milan y jugás. Si te tienen que evaluar físicamente, jugás. Los dejo a ese nivel, no al de Uruguay. Les exijo más. Él (De Pena) es superprofesional, se cuida muchísimo, y desde acá le sigo haciendo sus planes de alimentación", señaló Rosa.

Carlos De Pena
Carlos de Pena contra Oriente Petrolero
Carlos de Pena contra Oriente Petrolero

Exjugador de Peñarol
"Hice toda la alimentación de Pacheco en la rehabilitación cuando se fracturó", contó Rosa. "Cuando te lesionás, parás de entrenar y si seguís comiendo lo que venías comiendo, vas a engordar si no te cuidas. Aparte hay alimentos que te ayudan a regenerar más rápido, a recuperarte más rápido de una lesión", explicó. El volante se quebró en agosto de 2012, se recuperó y jugó hasta el año pasado.

Darío Rodríguez
Exjugador de Peñarol
"El mejor momento de Darío Rodríguez –en el período de adulto grande, digamos– fue cuando se alimentó bien. Los medios lo estaban matando al pobre, empezó a bajar, como seis kilos, y andaba bárbaro, Peñarol salió campeón y eso ayudó", dijo la coach nutricional. "Muchos dicen '¿cómo no empecé a cuidarme antes?, hubiese proyectado mi carrera mucho más'".

Darío Rodríguez
Darío Rodríguez volvió feliz
Darío Rodríguez volvió feliz

La licuadora y los malos hábitos locales

La coach nutricional de la Mutual, Mónica Rosa, recordó el trabajo que realizó tiempo atrás en Racing Club de Montevideo. En ese entonces, los jugadores del plantel principal se compenetraron tanto con el aspecto nutricional que decidieron comprar una licuadora entre todos para hacer jugos de frutas en los entrenamientos. Incluso la llevaban a los partidos amistosos para hacerse su licuados.
Por contrapartida, la especialista señaló que la costumbre uruguaya para alimentarse tiene "malos hábitos" que se trasladan al fútbol. "Está la costumbre del asado, la torta frita, los bizcochos... Lo que más veo yo es que llevan bizcochos y mate para antes de entrenar. Esas cosas son las que hay que mejorar, son detalles. El asado, con la picada primero, la parrilla completas, esas cosas son las que hay que corregir. Se come de más. Acá se come mucho, mucho frito y mucha carne", indicó la especialista en nutrición.

En la selección no hay nutricionista

En el Complejo Uruguay Celeste no se trabaja con nutricionista y las decisiones en ese ámbito se toman por parte del cuerpo médico multidisciplinario que trabaja con todas las selecciones. "Es un trabajo en el que también está el médico Edgardo Barbosa, quien se encarga de la suplementación alimenticia para los jugadores y quien hace las evaluaciones de los futbolistas", explicó a Referí el chef de la selección, Aldo Cauteruccio.
"En las categorías inferiores se trabaja de la misma forma que en la mayor, pero se le trata de dar más información a los jóvenes en el aspecto nutricional", agregó y explicó que en ese sentido se hacen reuniones con los padres de los jugadores juveniles, quienes, según él, "cada día son más profesionales" en el tema alimenticio.
En la selección mayor, los jugadores se cuidan por sí solos por el nivel de los clubes en que están.

asado2.jpg

Las lágrimas de Ronaldo
El 14 de febrero de 2011 el mundo del fútbol se conmovió con las lágrimas del brasileño Ronaldo al anunciar que dejaba definitivamente el fútbol a los 34 años de edad. "El Gordo", como se lo llamaba en sus últimos años, se emocionó al comunicar su decisión y explicó que desde hacía cuatro años sufría hipotiroidismo, lo que le impedía bajar de peso y lograr una condición física que le permitiera jugar con normalidad.
"No aguantó más. Yo quería continuar, pero no lo consigo. Pienso en una jugada, pero no la ejecuto como quiero", explicó "el Fenómeno", como lo bautizaron en sus mejores momentos.
Actualmente, uno de los casos más resonantes en cuanto a nutrición en el fútbol es el del argentino Gonzalo Higuaín, quien atribuyó a su cambio de hábitos alimenticios el gran nivel que pasa en Nápoli. "Como muy poca carne roja, un montón de pescado y marisco, he eliminado el azúcar (lo he reemplazado por miel) y la fruta. Lo he hecho para cuidarme, me siento mucho mejor. He perdido 4 kilos", contó el goleador de la Serie A.

Populares de la sección

Acerca del autor