Núñez, el punta más polémico

El delantero jugará por el lesionado Jonathan Rodríguez tras haberse perdido infinidad de partidos con el club por lesiones o suspensiones

Llegó a Peñarol a princiios de febrero de 2013 con toda la pompa. El club compró solo un 25% de su ficha a Liverpool por US$ 1 millón, el cual continúa pagando en cómodas cuotas.

Tiene un potencial físico y futbolístico muy bueno, pero en los aurinegros, todavía no demostró nada.

“Es un jugador muy inteligente para moverse, muy capaz y en el área es un goleador nato”, dijo el miércoles el técnico mirasol Jorge Fossati a El Observador.

Sin embargo, consultado por el hecho de que juega poco por distintas razones, contestó: “Y..., ese es el tema. Tiene que tener más continuidad y allí demostrar lo que puede. Depende de él”.

Hoy Carlos Núñez es el sustituto natural del lesionado Jonathan Rodríguez para el partido del viernes ante Sud América.

Fue probado el miércoles y seguramente jugará. Pero la suya en Peñarol es una historia de idas y vueltas.

Por citar solo algunas cifras: de los 67 partidos oficiales que jugó el equipo desde que él firmó, solo pudo jugar 31, es decir, apenas un 46%.

Si eso lo trasladamos a minutos, fueron solo 1.274, menos que un torneo corto entero, porque serían 14 partidos si jugara los 90 minutos.

En todo este tiempo, solamente anotó seis goles y dio cinco asistencias. Muy poco. Poquísimo para lo que se esperaba –y aún se espera– de él.

Distintas vivencias
No solo las lesiones lo radiaron de varios encuentros de Peñarol. Entre otras cosas, gente del club lo vio en un boliche nocturno –como sucedió con otros futbolistas– y lo sancionaron económicamente. Justo estaba lesionado ese día.

A su vez, a principios de este año, participó de la riña del clásico de verano y fue procesado sin prisión, por lo que además, estuvo 60 días suspendido para jugar.

A fines de noviembre del año pasado, encontraron cuál era el problema por el cual se lesionaba continuamente: un desequilibrio en su masa muscular. Debían mejorarle la flexibilidad, el estiramiento, y no potenciarle más la masa muscular. Así mejoró, pero con el tiempo, vivió otras lesiones que lo marginaron de la cancha.

El año pasado, no viajó a la gira por una lesión. También se perdió la final del Uruguayo ante Defensor Sporting por una contractura.

De los seis partidos de la Copa Libertadores 2014, solo pudo jugar los últimos dos, y algunos minutos.

El pasado fin de semana se lesionó poco antes de enfrentar a los violetas y nuevamente quedó relegado.

El viernes parece ser la jornada para su regreso a la titularidad, algo que se vio muy poco desde que arribó a los mirasoles. Como para ir terminando con la polémica.

El equipo y el viaje
Fossati paró el miércoles a Migliore; Darío; Viera, Valdez; Rodales, Píriz, Diogo Silvestre; Pacheco, Jorge Rodríguez; Zalayeta y Núñez. El DT probó luego a Hernán Novick por Pacheco. Macaluso no llega.

El martes, Peñarol jugará por la Copa Sudamericana el partido de ida ante Deportivo Cali de Colombia a la hora 21.15 en el Centenario.

En cuanto al viaje a Cali para el compromiso de vuelta, está programado el lunes 22 a la hora 7.30 con escalas en Ezeiza y Bogotá. Se busca poder viajar el domingo a las 18.30 para pernoctar en Buenos Aires y no tener que madrugar.

Peñarol piensa en Sud América con Deportivo Cali en la mira.


LOS NÚMEROS DE NÚÑEZ DESDE SU ARRIBO

31 partidos. Desde que arribó a Peñarol, el club disputó 67 encuentros oficiales entre las copas internacionales y el Campeonato Uruguayo. Carlos Núñez apenas tomó parte de 31 de ellos, casi siempre de suplente, un 46% del total.

SE PERDIÓ EVENTOS IMPORTANTES
Por lesiones
Las continuas lesiones que sufrió desde que arribó a Peñarol lo dejaron sin poder viajar a la gira del año pasado por Canadá y Portugal. A su vez, también se perdió la definición del Uruguayo ante Defensor Sporting debido a una contractura.

6 goles. Núñez solamente pudo convertir seis veces con la camiseta aurinegra. Si se traza un paralelismo, el Japo Rodríguez en lo que va de la Sudamericana y del Apertura, ya anotó la mitad de los tantos que él.

1.274 minutos. En todos los encuentros que defendió a Peñarol, Carlos Núñez solamente sumó esa cantidad de minutos. Si hubiera jugado partidos completos de 90 minutos, la cifra llegaría solo a 14 partidos.

ENCONTRARON LA CAUSA DE LAS LESIONES CONTINUAS
Ahora no se lesiona tanto
El jefe de la sanidad de Peñarol, Edgardo Rienzi, le realizó un estudio especial debido a sus continuas lesiones en los isquiotibiales. Se trata de un desequilibrio en su masa muscular por lo que intentaron mejorar  la flexibilidad y no potenciarle más la masa muscular.

60 días. Fueron los que debió estar suspendido desde principios de este año cuando fue procesado sin prisión debido a la riña del clásico de verano. Se perdió de jugar 12 encuentros, ocho en lo local y cuatro por la Libertadores.


Populares de la sección

Comentarios