"Nunca sabés, podría haber sido roja. Yo dudé. Llego tarde, intento ir a la pelota, lo llego a tocar. Estaba esperando que el árbitro sacara para ver qué color era", Diego Forlán.