Nuevo desafío antidopaje

¿Cómo influye la nueva ley de legalización en el deporte competitivo?

La puesta en vigencia de la ley de regulación y consumo de marihuana, que se estima comenzará a aplicarse totalmente a fin de año, coloca a Uruguay ante un nuevo escenario. Y la experiencia también será un desafío para la lucha antidopaje en el deporte.

“Habrá que extremar los cuidados cuando exista la costumbre del consumo recreativo y la persona esté vinculada con la práctica de cualquier deporte de competencia”, dijo a El Observador el doctor José Veloso, jefe de Control de Dopaje de la Organización Nacional Antidopaje de Uruguay (ONAU) y miembro de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

En ese sentido, destacó que si fuera el médico de un deportista o un equipo profesional, “les recomendaría que se deben abstener de consumir de cualquier forma productos derivados del cannabis tres días antes de cualquier competencia, mínimo”. También hizo énfasis en que cuanto más frecuente sea el uso de la marihuana, más residuos quedarán en el organismo para que puedan ser detectados en los controles.

Consultado por las precauciones que deberán tener los deportistas de alto rendimiento, Veloso sostuvo que es “fundamental” que “no consuman ningún derivado de cannabinoides”. “Es una sustancia que en el organismo del atleta de elite, es el mejor aliado del oponente. Si yo fuera deportista, lo que más desearía es que mis rivales consumieran marihuana. Su uso es ideal si uno quiere perder un campeonato”, señaló.

Fumadores pasivos

La entrada en práctica de la nueva ley presupone que se den más situaciones de fumadores pasivos de marihuana. Ante ese eventual escenario, la pregunta es si los deportistas pueden dar positivo en un control por el simple hecho de respirar en un lugar con humo cannábico. “Hoy los análisis tienen un nivel de detección y un umbral extremadamente certero, que diferencia los metabolitos urinarios del uso de la marihuana y sus derivados en pasivos y usuarios, próximo a la competencia, para determinar la violación a la norma antidopaje”, dijo Veloso.

¿Entonces, los deportistas podrán estar en espacios en los que otras personas estén fumando marihuana? “Sí, pueden, pero se debe estar alerta de que sea muy frecuente”, respondió. “Si durante un mes está constantemente respirando en un ambiente con aire enrarecido, los residuos cada vez serán más altos”, explicó.

Las sanciones no perdonan

Para Veloso, ante la nueva ley se deben “aumentar los cuidados” de los deportistas. “Por tener la posibilidad del uso recreativo de esta sustancia, nada te exime de la responsabilidad individual de que la detecten en un control”.

El deporte tiene actualmente un procedimiento analítico “muy certero”, que puede determinar una falta antidopaje por su uso, explicó el galeno. “Y uno no tiene una calculadora biológica que pueda predecir cuánto y hasta cuándo va a orinar los metabolitos de sustancias que consume”.

Asimismo, el Código Mundial Antidopaje de la AMA no diferencia entre un país haya regularizado el consumo de drogas y uno que no: mantiene las sanciones.

“Creo en los deportistas”

Consultado por si la nueva ley afectará al deporte, el especialista en dopaje señaló: “Esperemos que no”. “Creo en los deportistas. Uno sabe lo que quiere, debe tener metas claras y ser inteligente. Debemos intentar siempre saber hacer la diferencia entre la pasión –placer–, y la razón, –el bien común, obligación–. Lo que generalmente estas drogas, cuanto más las usas, no te lo permiten”.

“Es un tema de todos. De educadores pero también de educandos. Por un positivo primario de marihuana quizás te den seis meses; la reincidencia difícilmente sea menos de 18 meses o dos años; pero una tercera vez, tal vez es de 10 años y para un deportista, ese tiempo es como de por vida”, comentó Veloso. “En el deporte, con este tema, tener un falso concepto del riesgo del uso puede ser peligroso”, advirtió Veloso, graficando el desafío. 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios