Nuevo ataque informático revela controles antidopaje de 25 deportistas

La Agencia Mundial Antidopaje volvió a ser víctima de un grupo de piratas informáticos

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) pidió al gobierno ruso que intervenga para terminar con los ataques de un grupo de piratas informáticos, después de la nueva divulgación el miércoles de datos sobre 25 atletas que participaron en los Juegos Olímpicos de Rio 2016.

"Condenamos esta actividad criminal y le hemos pedido al gobierno ruso que haga todo lo que esté en su poder para que cese", declaró el director general de la AMA, Olivier Niggli, en un comunicado publicado el jueves.

Según el representante de la AMA, esta filtración de datos es "una represalia" por las medidas tomadas por la agencia en su lucha contra el dopaje en Rusia. Decenas de deportistas de este país fueron excluidos de los Juegos Olímpicos de Rio, entre ellos todos los atletas salvo la saltadora de longitud Daria Klishina, que entrena en Florida.

El martes, la AMA denunció que el grupo de "hackers" ruso APT28, también conocido como Fancy Bears, se infiltró en la base de datos de la agencia y divulgó información relativa a varios deportistas estadounidenses, como la gimnasta estadounidense Simone Biles, las tenistas Serena y Venus Williams y la jugadora de básquet Elena Delle Donne.

"En una filtración similar a la que la agencia anunció el 13 de setiembre, esta vez el grupo difundió públicamente datos confidenciales de 25 atletas de ocho países. Entre los atletas afectados hay 10 estadounidenses, cinco alemanes, cinco británicos, un checo, un danés, un polaco, un rumano y un ruso", dijo el comunicado de la AMA.

El ministro ruso de Deportes, Vitali Mutko, negó el miércoles que su país estuviera vinculado a las filtraciones.

"¿Cómo pueden decir que son piratas informáticos de Rusia? Acusan a Rusia de todo", exclamó Mutko, afirmando que su país también "está muy preocupado ya que los hackers tienen las mismas informaciones sobre atletas rusos".

Froome justifica su exención por los problemas de asma

El ciclista británico Chris Froome explicó el jueves que se le permitió usar productos prohibidos porque sufre asma, y aseguró que no tiene problema en que la información haya trascendido tras el robo de datos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Los datos confidenciales de Froome y de otros 24 deportistas en posesión de la AMA fueron divulgados este jueves por piratas informáticos rusos, los Fancy Bears, que penetraron, por segunda vez en tres días, en la base de datos del organismo.

Las sustancias consumidas por los deportistas en ambas filtraciones pertenecen a las llamadas de "uso terapéutico", para curar o paliar enfermedades, por lo que no hay delito.

"He hablado muy abiertamente de estas exenciones terapéuticas y no tengo ningún problema en que esta información haya trascendido", dijo el ganador de tres Tours de Francia en un comunicado.

"En nueve años de carrera profesional, he solicitado dos veces una dispensa terapéutica por problemas de asma, y la última fue en 2014", añadió.

Los nombres de otros cuatro deportistas británicos aparecieron en la filtración de este jueves, entre ellos el del también ciclista Bradley Wiggins.


Fuente: AFP