Nos engañaste, Messi: Argentina 1-Uruguay 0

Uruguay cayó 1-0 ante Argentina en un partido en el que su 10, que había amenazado con renunciar, reapareció en toda su dimensión

Enviado a Mendoza

Dijo que renunciaba, pero al final, no. Y ayer, en Mendoza, fue la figura del partido en el que Uruguay no pudo con Argentina y cayó por 1-0, con un gol de su autoría. Lionel Messi nos engañó y fue el principal responsable de la derrota celeste, un resultado que, teniendo en cuenta el potencial del rival de turno, estaba dentro de lo previsible, y que ahora obliga a salir a ganar ante Paraguay en Montevideo, para seguir en la zona alta de las Eliminatorias.

El arranque fue como era de esperar. Argentina con la pelota, con Messi, que llegaba "tocado", muy activo, con Mascherano metiendo pases largos y con Dybala enchufado y decidido a atravesar la defensa celeste. En Uruguay, la primera opción fue el pase largo a Suárez, quien en los primeros minutos estuvo muy activo, controlando y tocando para sus compañeros, pero sin poder llegar al área.

A los 8', Fucile se cargó la primera amarilla al bajar a Messi cuando el de Barcelona se metía al área con destino de gol. No le quedó otra al lateral que cortó la acción y desde ese momento quedó condicionado a jugar con precaución durante todo el juego.

Luego, el partido entró en una laguna y Uruguay se reacomodó, se aseguró en defensa, pero sin arriesgar arriba. El dibujo de Tabárez pasó a tener cinco volantes, con Sánchez y Cavani por afuera, por derecha e izquierda, respectivamente, y con Corujo, Arévalo y Lodeiro cerrados en el medio. Por momentos, también se vio un 4-1-4-1, con el Cacha más cerca de los zagueros y Suárez solo arriba.

El partido quedó a pedir de boca para la celeste, sin arriesgar y controlando a su rival. Messi, que no tuvo marcas fijas, estuvo varios minutos ausente.

Recién a los 29' Uruguay tuvo su primer remate al arco. Corujo probó desde afuera del área y su remate se fue alto. La jugada llegó tras una subida de Sánchez, en su primera proyección por derecha, y tras juntarse con Lodeiro, quien se desplazó a esa zona.

Y llegó la respuesta de Argentina. Suárez la perdió en terreno propio, Dybala aceleró y su zapatazo pegó en el palo, con la fortuna de que la pelota pegó en la espalda de Muslera y se fue al córner.

Tiro en el palo de Dybala

Embed

Argentina mejoró con la pelota y tras una larga secuencia de toques, Messi estuvo a punto de abrir el marcador, pero la pelota rozó en Giménez cuando iba al arco y se fue afuera. A la siguiente, se le terminó la suerte a Uruguay. El 10 argentino pateó de afuera, el balón se desvió en Giménez y se metió en el arco de Muslera, para el 1-0 a los 42'.

El gol de Messi

Embed

El tanto sacudió a Uruguay y desde la reanudación lo obligó a irse arriba para los últimos minutos. Suárez tuvo un par, pero sus tiros no llegaron al arco.

Cuando ya se bajaba el telón del primer tramo, Dybala cometió una falta que le costó su segunda amarilla y la roja, por lo que Argentina quedó con 10 y los equipos se fueron al vestuario con la duda de qué podría pasar en el segundo tiempo.

Obligado, otra cara

Con el arranque del complemento, la imagen de Uruguay fue más ofensiva, con Cavani más cerca de Suárez en un 4-4-1-1 para ir por el empate. El 9 robó una pelota pero no logró habilitar bien al de PSG, cuando una buena contra llegaba al área.

Argentina se rearmó con un 4-4-1, con Di María y Pratto más atentos a la marca y Messi arriba esperando sus llegadas. Como en el arranque, el de Barcelona volvió a tomar el protagonismo, con lujos y con un tiro libre que se cerró y logró salvar Muslera.

Y la intención de Uruguay, de arriesgar más, quedó solo en eso. Porque hasta los 60 minutos no se acercó al arco rival y careció de claridad. Tabárez sacó a Lodeiro, luego de ganarse una amarilla tras falta a Messi, y puso al Cebolla de volante, pero por el medio, lejos de su habitual lugar en la izquierda.

Suárez luchó arriba, pero el juez chileno Bascuñán no le dejó pasar una y le cobró todas las faltas de ataque que cometió en sus habituales forcejeos con los rivales.

A Uruguay le quedó el papel que le cae menos cómodo: el de tener la pelota y tener que salir a buscar el juego. Corujo fue el único que pudo probar con tiros de afuera del área, pero sin puntería.

Para tener más juego, Tabárez mandó a Gastón Ramírez, sacó a Sánchez y pasó al Cebolla a la izquierda. En una de las primeras del ex Peñarol, el enganche inició una jugada colectiva en la que Cavani no llegó a definir. Luego, le metió un gran pase a Suárez, que tampoco pudo acomodarse en el área. Entró picante Ramírez y su inclusión hizo enchufar a sus compañeros de ataque, principalmente a Suárez, quien había estado un tanto lejos de la acción, pero como el enlace estaba fino comenzó a pedirle pases en profundidad.

Pero la conexión nunca llegó. En el tramo final, Uruguay fue con todo arriba, sin lograr profundizar y a los ponchazos, para terminar con Godín arriba. Así, se cerró el partido, con Messi haciendo magia, recibiendo otra patada de Ramírez y con dos hinchas que entraron a venerarlo.

A pasar raya. La celeste ya debe pensar en Paraguay, y en sumar tres puntos en el Centenario.

Argentina

1

1 Sergio Romero 5

4) Pablo Zabaleta 4

17) Nicolás Otamendi 5

13) R. Funes Mori 5

16) Emmanuel Mas 5

6) Lucas Biglia 5

14) J. Mascherano 6

10) Lionel Messi (C) 8

22) Paulo Dybala 4

11) Angel Di María 5

18) Lucas Pratto 4

DT Edgardo Bauza

Uruguay

0

1) Fernando Muslera 6

4) Jorge Fucile 5

2) José M. Giménez 5

3) Diego Godín (C) 5

13) Gastón Silva 5

5) Carlos Sánchez 4

18) Mathías Corujo 6

17) Egidio A. Ríos 5

14) Nicolás Lodeiro 5

9) Luis Suárez 5

21) Edinson Cavani 5

DT S. Ó. W. Tabárez

Las cifras

19 FALTAS COMETIDAS 16

5 TIROS AL ARCO 5

4 BIEN DIRIGIDOS 1

4 SITUACIONES DE GOL 4

7 TIROS DE ESQUINA 2

0 POSICIONES ADELANTADAS 3

Dos golpeados

Los jugadores de Uruguay más golpeados fueron Diego Godín y Carlos Sánchez. El capitán quedó dolorido en el inicio del segundo tiempo y se tomó una pierna, lo que causó preocupación, aunque siguió como si nada hubiera ocurrido. En tanto, el volante recibió una fuerte entrada que lo dejó tendido en el césped.

Todos a la orden

Los cuatro jugadores que tenían amarilla y que en caso de recibir otra se perdían el partido ante Paraguay, salieron limpios de Mendoza: sin tarjetas. Ellos eran Suárez, Corujo, Palito Pereira y Rolan. Ahora, a ellos se sumaron Fucile, Giménez, Lodeiro, Cavani y Ramírez.

Embed

Los detalles

Embed

Populares de la sección

Acerca del autor