Nole-Roger, mucho más que un clásico

El vigente campeón Novak Djokovic y el 'Maestro' de la césped Roger Federer se volverán a encontrar este domingo en la final de Wimbledon

El vigente campeón Novak Djokovic y el 'Maestro' de la hierba Roger Federer se volverán a encontrar este domingo en la final de Wimbledon, pero el resultado es aún más incierto de lo que era hace un año.

El suizo, en una forma magnífica, llega al partido decisivo con la moral por las nubes tras el recital ofrecido en semifinales ante el británico Andy Murray.

En cinco sets

Como en 2014, la final opondrá el estilo ofensivo del 'jardinero' Federer contra el mejor resto del circuito, el del serbio. El año pasado , Djokovic acabó llevándose en cinco sets un duelo apasionante (6-7, 6-4, 7-6, 5-7 y 6-4).

Federer, que comenzó dominando el encuentro gracias a golpes de gran clase, vio como su magnífico servicio le abandonaba en el peor momento del partido.

El suizo, que en agosto cumplirá 34 años, exhibe esta temporada una mejor condición física que hace un años. Federer, que comenzó el torneo admitiendo que no había jugado hasta entonces un "super" tenis, hizo vivir una pesadilla al seguidor británico en las semifinales contra Murray (7-5, 7-5 y 6-4) para clasificarse por 10ª vez para la final de Wimbledon.

Djokovic, forzado al límite en octavos por el sudafricano Kevin Anderson (al que eliminó en cinco sets), se mostró mas contundente posteriormente ante el croata Marin Cilic y el francés Richard Gasquet, sin que por el momento haya parecido haberlo dado todo.

Mayor eficacia del suizo

Los dos jugadores tienen un rendimiento desigual en finales de Grand Slams: Con ocho títulos en 16 finales, Djokovic 'sólo' ha ganado la mitad de las finales disputadas en torneos grandes y ya perdió la última, en Roland Garros, ante el suizo Stan Wawrinka.

Federer es más eficaz, con 17 títulos grandes (récord en el circuito masculino) y ocho finales perdidas. Sus estadísticas son incluso mejores en Wimbledon, donde podría ganar su octavo título (otro récord en la hierba londinsene) en 10 finales.

Todo estaría de cara para Federer, de no ser que perdió al final del año pasado y de que su último título en Grand Slam fue Wimbledon-2012.

Las claves del partido

La edad no es el mejor aliado de Federer contra el atleta serbio, pero la velocidad de la hierba sí.

Djokovic puede igualar a 20 victorias para cada uno su palmarés particular con Federer, después de haberle derrotado esta temporada en superficie dura. En Gran Slams, ambos están también empatados con siete triunfos para cada uno.

Sobre una superficie dura más rápida, Federer suele ser más fuerte, como lo demostró su reciente éxito en Dubái. Las condiciones de la hierba de la Central son similares a las de su última victoria.

Otra ventaja para el suizo es que ha pasado mucho menos tiempo en pista que su rival: 9h58 por 13h04.

Pero Djokovic tiene un fondo físico enorme y no se ha desgastado mucho ni en cuartos ni en semifinales.

Duelo de entrenadores

En las gradas, Boris Becker (47 años) y Stefan Edberg (49) protagonizarán igualmente una guerra sin cuartel de preparadores.

El alemán, que entrena al número uno mundo desde enero de 2014, ganó Wimbledon en tres ocasiones, la primera hace 30 años, y su pupilo podría igualarle, después de levantar la copa en 2011 y 2014. Gracias a Becker, Djokovic juega más ofensivo.

A comienzos de 2014, el sueco Edberg se incorporó el equipo de Federer. Este experto en el juego de saque y volea, con dos títulos en Wimbledon, ha mejorado el juego de ataque del suizo, que es ahora más dinámico y más adaptado a sus cualidades físicas.

A distancia, ambos revivirán un clásico de los años 1980 y 1990, que Becker solía apuntarse (25 victorias por 10 de Edberg), aunque los dos títulos del sueco en la hierba londinense fueron contra el germano.


Fuente: AFP