“No tuve la libertad que tengo en mi equipo”

El delantero celeste habló de su posición en el campo, de los rumores de su pase, la separación y el cruce de declaraciones de lugano con su padre.

Cómo tomó la invitación para asistir al Vaticano a conocer al Papa... habló del tema con Tabárez para ver si lo autorizan a viajar?

Sería una experiencia linda pero hay que ver otros detalles que entran en esa decisión. Por ahora conmigo no hay nada oficial, creo que en breve me llegara la voz del presidente o de alguno pero hay otras cosas a decidir.

¿Es importante para usted este reconocimiento porque usted no es católico?

Es un tema real que no soy católico. No tengo nada contra las demás religiones siempre dije que soy cristiano entonces respeto mucho las decisiones de las demás personas. Y como experiencia puede ser una cosa muy linda pero como lo dije antes hay otras cosas que se tienen que ver, decidir y poner en la balanza porque también hay un partido para nosotros muy importante, el más importante para nosotros en lo que queda de la eliminatoria, entonces en el momento de medir cuales pueden ser los motivos para no viajar, ese es un motivo muy importante.

En la conferencia del lunes Tabárez expresó que no lo autorizaba a viajar. Si le llega la invitación oficial, ¿insistirá para que lo dejen ir?

Ahí se verá, hasta ahora no se sabe nada. Será algo para analizar con el Maestro y Presidencia. No puedo responder nada hasta que no se haga y no se sepa.

Hace unos días el club Napoli tomó una foto oficial y usted no estaba, ¿esto quiere decir que su futuro está en España, en Inglaterra?

Muchas veces me ha tocado estar en otros equipos porque te ponen en un equipo, te ponen en otro, te compra un equipo, te compra otro cuando la realidad no es esa. Hoy pienso en Napoli donde tengo contrato, terminé la temporada hace poco con un lindo objetivo que fue la clasificación a la Champions y teniendo otro objetivo personal para mi importante de ser el máximo marcador del campeonato y me quedo con eso. Y ahora es todo una incógnita y llegado el momento se verá, pero pienso en Napoli. No salí en la foto porque voy a estar en la Copa Confederaciones.

¿Distraen las cifras que se manejan por su pase a Real Madrid o Manchester City?

No me distrae para nada porque estoy un poquito hecho en este tema de que se hable que puedo pasar a un equipo u otro, hasta que acá no está la firma no se sabe. A mi ni me preocupa ni me distrae que se hable kilos de los equipos más grandes del mundo. Solo Dios sabe lo que puede pasar.

¿Qué le genera saber que sus piernas valen 60 millones de euros?

No me meto a pensar porque mi vida capaz que para muchos puede valer eso pero yo sé lo que valgo y las cosas que valen en mi vida. Esto es todo un juego que se crea porque el fútbol a nivel mundial mueve mucho y se puede hablar de esas cifras pero yo vivo de cosas simples, de cosas normales y esas cosas no me tocan.

Teniendo en cuenta que Suárez está suspendido para Venezuela y usted llega como goleador del Calcio, ¿piensa que la gente lo va a exigir más con la selección?

Seguramente. El hecho de marcar en mi equipo me lleva a que mi país me exija eso, me exija goles, buenos partidos, creo que es normal pero para mí es normal y lo acepto. No es ninguna presión porque detrás de mí tengo un grupo y la confianza del cuerpo técnico. Es lindo sentir la presión, saber que hay un país que espera mucho de vos, me gusta el desafío, me gusta esa presión.

La ausencia de Suárez va a determinar que juegue más arriba de lo habitual.

Es la posición que me gusta más. Voy a jugar más libre, si me toca jugar va a ser como el que estaba haciendo en Napoli. Será un partido que ninguno de nosotros podemos imaginar.

En torno a este tema de su puesto, ¿cada vez que termina un partido de la selección entiende que su rendimiento no es el mismo que en Napoli o piensa que su utilidad en el equipo no es la misma que tiene en su club?

Creo que puede ser como dicen ustedes que por ahí no tuve la libertad que tengo en mi equipo. Eso es así. Pero también se, y soy consciente, de que venir a jugar partidos de eliminatorias es más difícil porque no es lo mismo que jugar un campeonato contra equipos que por ahí se tienen que salvar del descenso, contra otros que vienen a buscar el partido. Los puntos de una eliminatoria duelen mucho y son sagrados y cualquier equipo lo defiende a muerte. Capaz que en la selección la libertad no la tengo como la tengo en mi equipo.

¿Por la posición de Uruguay en la tabla el partido con Venezuela es crucial?

Seguramente. Cada partido de eliminatoria es decisivo porque son puntos que duelen, que queman y obtenerlos sería fundamental. Primero que nada por el lugar que ocupamos en la tabla que es una zona roja que determina que cada partido sea vital. Nuestra selección nunca ganó cómodamente, siempre tuvimos que sufrir y luchar mucho.

Venezuela se ha transformado en una especie de verdugo de Uruguay.

No nos tenemos que meter en la cabeza eso porque todos los partidos de las eliminatorias son complicados y porque siempre nos costó, no solamente ganarle a Venezuela sino a cualquier equipo de esta eliminatoria. Tenemos que tratar de sacarnos eso de la cabeza de que Venezuela siempre nos complicó.

¿No ganar en Venezuela es quedar afuera?

Creo que sí, que sería un paso en falso que nos dejaría muy comprometidos en una posición difícil de remontar. Pero soy muy optimista de que podamos salir de este momento complicado.


Populares de la sección

Comentarios