"No tenemos nada que ver con el 7 a 1"

El técnico de la selección de Brasil, que mañana define el oro del fútbol masculino ante Alemania, se desmarcó del humillante resultado del Mundial del 2014

"No tenemos nada que ver con eso", el 7-1 del Mundial 2014, advirtió el técnico de la selección olímpica de Brasil, Rogério Micale, en un intento de quitarle presión a la selección de Neymar que enfrenta a Alemania por el oro de Rio-2016.

"Estamos muy fuertes emocionalmente para el sábado. Hemos pasado por todo. Tuvimos dudas y ahora vivimos un nuevo momento. Llegamos a la final con un equipo muy bueno, queremos construir nuestra historia y ganar nuestra final, pero no tenemos nada que ver con eso (el 7-1)", señaló Micale en rueda de prensa en el mítico Maracaná.

"Aquí está la selección olímpica. Eso fue en la Copa del Mundo. Nada puede ser comparado. Son competiciones, partidos y hasta edades diferentes. No veo la forma de vincularlo", agregó.

La seleçao y la 'Mannschaft' disputarán una final inédita en Juegos Olímpicos, luego de imponerse en las semifinales: la 'canarinha' no tuvo piedad de Honduras al golearlo 6-0 y los germanos con un 2-0 detuvieron el vuelo de las 'Águilas Verdes' nigerianas.

"No por esta Alemania, pero conocemos el modelo de juego, que es el mismo en todas las categorías, desde las bases hasta el equipo mayor", analizó Micale al hablar de las bondades del fútbol alemán, que reinó en el Mundial-2014 para llegar a su tetracampeonato.

Hace cuatro años, en Londres, la seleçao, con Neymar, en ese entonces todavía en el Santos, estuvo cerca de ganar su primera dorada pero terminó perdiendo con México por 2-1 la final en Wembley.

Brasil también se llevó las presas de plata de Los Ángeles-1984 y Seúl-1988, cuando el torneo olímpico estaba reservado con selecciones Sub-20 para Sudamérica y Europa, mientras que el resto de confederaciones participaba con combinados absolutos.


Fuente: AFP