"No quise ofender a nadie"

El gerente deportivo de Peñarol sostuvo que se malinterpretaron sus palabras contra los futbolistas de Emelec

El gerente deportivo de Peñarol, Carlos Sánchez está en boca de todos en Ecuador ya que la prensa de aquel país se encargó de revelar dichos suyos antes del partido del miércoles ante Emelec por la Copa Bridgestone Libertadores, respecto a la indisposición con diarrea incluida que tuvieron varios futbolistas de dicho plantel según manejó el cuerpo técnico de ese club.

Consultado el miércoles por El Observador, Sánchez sostuvo que “lo que sucedió cuando hablé de que ellos podían tener diarrea porque habían venido a Uruguay, se malinterpretó. No quise ofender a nadie con mis dichos”.

Además, el gerente deportivo de Peñarol agregó que “tengo un profundo respeto por la gente de Ecuador que me recibió muy bien cuando fui ayudante técnico de Diego Aguirre en Aucas”.

“Lo que sí quise decir es que como a veces cuando a nosotros nos duele la cabeza o se nos hinchan los pies cuando vamos a la altura, a ellos les pudo venir diarrea teniendo en cuenta el frío que hizo estos días. Insisto que no quise ofender a nadie, así que espero que no lo malinterpreten”, expresó Sánchez.

De todas formas, el gerente deportivo aurinegro admitió que les molestó que la delegación de Emelec no fuera a reconocer el Centenario pese a que le habían pedido que hiciera las gestiones, ni que concurriera –como había quedado– a la cena de camaradería.

“Nos pidieron que hiciéramos las tratativas para el estadio. Las hicimos y después no fueron. Los invitamos a la cena de camaradería, dijeron que irían y estábamos con Fernando Morena y el vicepresidente Edgar Welker. Los fui a buscar y al final desistieron”, explicó.


Populares de la sección

Comentarios