“No podemos agachar la cabeza”

Diego Forlán dijo que ya hay que pensar en Bolivia y que Uruguay nunca tuvo un "nivel superlativo" de fútbol; Maxi Pereira habló de "comerse la calentura"

El delantero celeste Diego Forlán mantuvo la serenidad a la hora de declarar después del 0-3 frente a Argentina y dijo que “no queda otra que estar tranquilo, no es para alarmarse ni agachar la cabeza” porque lo que queda “es largo, ganas dos o tres partidos y estas ahí”.

Forlán, que nunca jugó en La Paz y lo más alto que lo hizo fue en Cuzco, señaló que a Bolivia “hay que ganarle” y que no sabe si “es bueno o malo” que Uruguay ya juegue el martes, “el fútbol es dinámico y hay que seguir”.

Respecto al partido contra Argentina, “en el primer tiempo tuvieron el control de la pelota, pero nosotros tuvimos un par de chances y nos faltó claridad para definir. En el segundo tiempo, en la jugada menos clara de ellos hicieron el gol y después fue diferente”.

Respecto al funcionamiento de la selección, el delantero de Inter de Porto Alegre recordó que “Uruguay nunca fue de un nivel de juego superlativo, solo que a la hora de contragolpear lo hacíamos bien y convertíamos goles; hoy nos cuesta llegar con claridad al otro arco”.

Por último, destacó que terminó “físicamente bien, con el desgaste normal de un partido de fútbol”. 

"Comerse la calentura"

Maximiliano Pereira dijo que después de la derrota frente a Argentina “hay que comerse la calentura” y “descansar” para el próximo partido de Uruguay frente a Bolivia en La Paz, donde “hay que ganar”.

El lateral contó la última jugada con Lionel Messi: “Son momentos del partido en los que uno está caliente, pero queda ahí, no paso nada mas”. Explicó el resultado en que “no estuvimos bien con la pelota, no supimos aguantarla y nos costó caro”.

Diego Godín también se mostró molesto porque “era un partido controlado y cuando mejor estábamos ellos encuentraron el gol, justo cuando se dio cambio de la Tota (Lugano) y después vino el desorden, que también es un error nuestro, encontraron espacios y nos hicieron daño”.

Recordó que “después del primer gol salimos a buscar, le pusimos menos cuidado a la vigilancia de Messi y lastimaron”.

Cuando hizo la falta que le costó la amarilla y la suspensión para jugar en Bolivia, “ni me acordaba de eso, pero cuando me la sacaron me vino todo a la mente; siempre voy a la pelota como si fuera la última”.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios