“No pienso en salir, solo en darlo todo”

El lateral derecho Pablo Álvarez se afirmó en el equipo de Nacional jugando por la zurda y, si bien Juan Manuel Díaz está en la etapa final de su recuperación, su mente está en el partido siguiente y no en que puede volver al banco

Después de un semestre donde debutó en uno de los peores partidos de Nacional (en el Ubilla), Pablo Álvarez demostró su clase en el clásico del Clausura. Ahora se está afirmando, pese a jugar con el perfil cambiado.

¿Qué significó el triunfo del sábado contra Fénix después del duro golpe que sufrieron contra Liga de Loja?

Fue muy importante porque teníamos que buscar alguna manera de motivarnos después de la eliminación en la Copa. Nos planteamos que el sábado teníamos que ganar sea como sea.

¿Cuánto dolió perder contra Loja?

Dolió mucho, porque había una gran ilusión en el grupo y también en el hincha de seguir adelante. Pero ahora tenemos que tener la mente fuerte y pensar en lo que nos queda, el campeonato local, que también es importante.

¿Qué sucedió ese día?

El principal motivo es que no pudimos desplegar el juego que quisimos porque no encontramos los circuitos que son importantes en este equipo.

Si se hubiera desplegado la bandera gigante, hubiese sido una buena excusa…

No, pero en este plantel hay jugadores que son experimentados y sabíamos que eso no iba a afectar. Hubiese sido lo mismo.

¿Hubo reuniones con los jugadores más grandes para salir de ese momento, teniendo en cuenta que tenían otro partido en cuatro días?

Tuvimos una charla general con el entrenador y entre otras cosas planteamos que no éramos los mejores por haberle ganado a Loja de visitante y tampoco los peores por haber perdido en el Centenario. Como ya dije había que mantener la mente fría para seguir ganando en el Uruguayo.

Que además tiene el aliciente de que sería el tercero consecutivo para Nacional.

Y las clasificaciones a las copas internacional, en las que Nacional está acostumbrado a participar y es la gran vidriera.

¿Cómo se siente jugando por izquierda?

Me siento cada vez más cómodo. Lo había hecho en dos partidos antes, en mi debut en Nacional en un clásico donde jugué por izquierda y en el último partido en Nacional, antes de irme a Italia, frente a Defensor por la Liguilla.

¿Qué es lo que más le cuesta de jugar con perfil cambiado?

Levantar el centro puede ser, pero como Gonzalo (Bueno) trata de desbordar bien pegado a la raya, me deja espacio para hacer la diagonal. Intentamos a jugar así por las características de cada uno.

¿Teme volver al banco cuando se recupere de la pubalgia Juan Manuel Díaz, quien llegó para jugar por izquierda?

No pienso en eso, solo pienso en darlo todo cada vez que me toca entrar. Tengo la mente en el partido siguiente. Después, quién juega y quién no, es una decisión del entrenador. Lo tomo con tranquilidad.

¿Es tema de charla entre ustedes lo que está jugando el Chino Recoba?

Ya estamos acostumbrados porque lo vemos en cada entrenamiento. Pero el Chino, además de un gran jugador, es una gran persona, y eso es tan importante como lo que hace adentro de la cancha.

¿Qué hace afuera del campo que no se sabe?

Es un referente, un exjugador de la selección, que defendió a muchos clubes importantes. Esos jugadores son claves en los momentos difíciles, como ahora nos pasó con la eliminación frente a Loja.

¿Así le gusta correr, para que él haga la diferencia?

Bueno sí, pero lo importante es el equipo, que todos nos complementamos y lo que le falta a uno lo tiene otro. 


Populares de la sección

Comentarios