“No pedí que fueran a la AUF a respaldarme”

Luego de poner en duda su postulación, Wilmar Valdez va por la reelección apostando a un gobierno que atienda las necesidades de los clubes y con el proyecto de selecciones de Tabárez como prioridad

¿Por qué quedarse?
Por qué quedarse… En primer lugar, porque siento que puedo hacer cosas. Me gusta, es la actividad que tengo aparte de mi profesión y entiendo que el fútbol uruguayo es muy valioso y se pueden hacer cosas.

¿Y no genera más dolores de cabeza que satisfacciones?
Si bien trae dolores de cabeza, es un orgullo, una satisfacción personal. Llegar acá representa lo máximo.

¿Por qué había dudas en torno a si se postulaba?
Porque hubo algunas señales y algunas cosas que yo pensaba que no estaban en lo que en definitiva tenía que tener para presentarme. Se aclararon los temas y me convencí de que podía tener el apoyo. Acá no se trata de que cinco hombres solos pueden cambiar esto, se necesita apoyo de todos los clubes.

La semana pasada, se habló de que usted recibió presiones, ¿de qué tipo?
No, no son presiones, yo no me sentí presionado; lo que sí, me di cuenta de que algunos temas no tenía el apoyo que pensaba, sobre todo para tener gobernabilidad. Hay división, unos de un lado, otros del otro. Si no se logran consensos y acuerdos entre todos los sectores de los clubes, va a ser imposible gobernar.

¿Cuál es su plataforma política?
Pasa por la participación con los clubes, dije que los Ejecutivos cometieron un error involuntario en cuanto a que se encerraron demasiado en el gobierno de la AUF y los temas del fútbol son comunes a todos. Es importante tener diálogo con los clubes.

¿Qué es lo que más le piden?
El tema local es la parte económica. Hay que diagramar una liga donde verdaderamente puedan ser más fuertes, no se pasen penurias económicas como se pasan. Un reordenamiento y la búsqueda de recursos, potenciar la actividad local que está denostada. Los jugadores de la selección se formaron todos acá. Hay que promocionar eso. Hay que ordenar algunos puntos y buscar recursos. No se trata de decir “reparto dinero, por repartir”.

En los últimos años, salieron US$ 12 millones de la selección a los clubes, ¿qué hicieron las instituciones?
¿Son US$ 12 millones en cuántos años? Un club con menor presupuesto gasta 1 millón de dólares por año. Un club menor. Sacá la cuenta, en cuatro años gasta 4 millones de dólares. Los presupuestos hay que bancarlos.

Y la única solución parece ser la venta de jugadores.
Hay recursos, ahora tuve una reunión con gente especializada en el tema de los juegos de azar vinculados al fútbol. Por ahí tiene ingreso cero el fútbol. Hay que dar pasos concretos y encarar de una vez por todas esto. Otros rubros son la promoción de la actividad local. Estamos en el camino de mejorar un tema: la seguridad, eso creo que va a traer más gente, además de reformar los campeonatos. El fútbol tiene que ser un espectáculo seguro.

¿Qué piensa hacer con la política de selección?
Lo dije, hay que racionalizar algunas cosas, pero se debe continuar como se está trabajando porque es uno de los motivos por los cuales se compite a nivel mundial, como en los últimos años. Es un proceso serio, ordenado, organizado, con objetivos claros, que redunda en beneficios para la Asociación.

Se viene el tema de las licencias profesionales de los clubes, ¿está preparado el fútbol uruguayo para ese cambio?
Estamos trabajando desde que asumimos. Se votó el famoso código de disciplina de la FIFA que estuvo en tela de juicio, y a partir de ahí hubo un compromiso de los clubes de recorrer ese camino. Se formaron comisiones, una que estudia el estatuto de la AUF, otra, las transferencias de jugadores, y otra que analiza el tema de las licencias profesionales. En poco tiempo más van a quedar los borradores para ser discutidos. En agosto viene una comisión de FIFA a revisar todo e iniciar el reordenamiento jurídico. Estamos en camino.

Abulafia dijo que usted declaró que no hacía campaña pero que no era verdad, porque le pidió a los clubes que lo fueran a visitar a la AUF.
No, yo no le pedí a los clubes que fueran a la AUF a respaldarme, me reuní fuera de la Asociación. Más allá de que no es una situación ideal, yo no puedo renunciar, sería el caos. Hubo un grupo de clubes que presentó mi candidatura. Fue todo fuera de la AUF. Cuando los clubes van a hablar a mi despacho, van a hablar de temas cotidianos. Hace 25 años que trabajo en el fútbol, pasando por todos los cargos.

¿Por qué votar a Valdez?
Simplemente porque tengo convicciones firmes, porque soy un hombre de fútbol, estoy dispuesto a dedicarle mucho tiempo a esto y, en definitiva, porque prometo trabajo, seriedad y responsabilidad. Creo en un ámbito de diálogo, que es lo que quiero en la AUF, eso no implica ejecutar.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios