"No lo puedo creer, estoy tan feliz"

La atleta uruguaya destacó que ahora "estoy entre las tres mejores del continente" y dedicó su medalla de bronce al entrenador Andrés Barrios

"No lo puedo creer estoy tan feliz" fueron las primeras palabras de Deborah Rodríguez, ganadora de la medalla de bronce en los 400 metros vallas de los Juegos Panamericanos. Apenas dijo las primeras palabras para el periodista Andrés Cottini, la atleta se largó a llorar de emoción.

"Estoy muy cansada, pero muy feliz, como mi familia que siempre me acompaña" agregó después y destacó a su entrenador Andrés Barrios porque "hace un sacrificio muy grande para que yo sea mejor atleta todos los días; esta medalla es para él que siempre está conmigo".

Deborah resaltó que está "corriendo contra las mejores del mundo, contra Jamaica y Estados Unidos que son potencias mundiales y ahora estoy entre las tres mejores atletas del continente".

Dijo que "este resultado es la recompensa al trabajo muy grande que uno hace". Por último señaló que estaba disfrutando junto a Lola Moreira, ganadora de la medalla de plata en yachting y que ya piensa en el Mundial de atletismo de China y en los Juegos Olímpicos de Río 2016.


Populares de la sección