No lo podía creer: ganó pero quedó a segundos del récord

El keniata Kipchoge estuvo a siete segundos de bajar el récord mundial. Así reaccionó cuando vio el reloj

El keniano Eliud Kipchoge, de 31 años, logró como ya lo hiciera en 2015 el triunfo en el maratón de Londres, con un tiempo de 2 horas, 3 minutos, 5 segundos, quedándose a apenas siete segundos del récord del mundo establecido por Dennis Kimetto (2:02.57).

Embed

Kipchoge superó a su compatriota Stanley Biwott (30 años) al final de una carrera rápida, disputada en unas condiciones perfectas, y sólo ralentizada por la pelea táctica entre los dos kenianos. El etíope Kenenisa Bekele completó el podio.

Embed

Kipchoge, que llegó a la línea de meta sonriente levantado su dedo índice, pareció darse cuenta de lo cerca que estuvo de superar el récord solo cuando traspasó la línea de meta, lo que le llevó a echarse las manos a la cabeza.

"Estoy contento, he corrido muy bien y el récord de la carrera (de la maratón de Londres) me encanta. El público me ha dado fuerzas", señaló ante los micrófonos de la BBC.

La carrera comenzó con un ritmo frenético, tanto que se llegó al kilómetro 30 con un tiempo nunca visto de 1 hora 27 minutos 13 segundos.

Sin embargo no fue hasta que restaban tres kilómetros para meta cuando Kipchoge dejó atrás a su compatriota.

Accidentada ganadora

En categoría femenina, la también keniana Jemima Sumgong se impuso en 2 horas 22 minutos y 58 segundos al término de una carrera épica en la que superó a la vigente ganadora de la maratón de Londres, la etíope Tigist Tufa, que se dio por vencida a falta de 600 metros para la línea de meta.

Sumong logró al fin el triunfo en una grande tras quedarse a las puertas de la victoria en las maratones de Boston, Chicago y Nueva York.

AFP_9X4ZO.jpg
Kenya's Jemima Sumgong crosses the finish line to win the Elite Women's race of the 2016 London Marathon in central London on April 24, 2016. / AFP / JUSTIN TALLIS
Jemima Sumgong al ganar en Londres / AFP

Su triunfo tiene más mérito ya que cuando se habían recorrido una veintena de kilómetros se vio implicada en una caída que dio con sus huesos en el suelo, lo que no le impidió levantarse y continuar la marcha hasta ponerse en cabeza.


Fuente: AFP