No hay lugar para las dudas

Los equipos están definidos, las entradas casi agotadas y el árbitro designado; solo falta que llegue el domingo y que ruede la pelota

Todo va quedando listo para el clásico del domingo. Las entradas están prácticamente agotadas, el árbitro ya fue designado y los equipos confirmados, aunque los técnicos aún mantengan reserva.

Peñarol llega con la tranquilidad que le dan las últimas cinco victorias seguidas a un promedio de 3,6 goles por partido, y haber llegado a la cima del Apertura con cuatro puntos de ventaja sobre Nacional.

El tricolor, en cambio, esperan el domingo con más incertidumbres. Perdió los últimos dos encuentros, en los que recibió cinco goles. Se bajó de la punta de la tabla y tiene ausencias y presencias que generan dudas.

Jorge Da Silva confirmó al argentino Danilo Lerda en el arco. Las buenas actuaciones que tuvo frente a Racing y Defensor Sporting, mientras Enrique Bologna se recuperaba de una lesión, le permitieron ganarse la confianza del entrenador para el clásico.

Gustavo Díaz, en cambio, sorprendió con la titularidad de Santiago Romero. El volante apenas estuvo en el banco de suplentes en un partido del torneo y el domingo lo mandará al ruedo en el partido que paraliza a todo el país. Si bien ya tiene nueve partidos en Primera división, su desempeño es toda una incógnita.

Con Carlos Valdez descartado por una lesión muscular se confirmó en Peñarol la presencia de Damián Macaluso junto a Darío Rodríguez, que vuelve después de cumplir un partido de suspensión por acumulación de cinco amarillas. Marcelo Zalayeta, que entrenó aparte en los primeros días de la semana, llegará al domingo al 100% de sus posibilidades.

Nacional también tendrá la vuelta de dos jugadores fundamentales en estos partidos y que estaban suspendidos por acumulación de amarillas: Alejandro Lembo y Alexander Medina. Y retorna Álvaro Recoba, un regreso esperado, pero con 22 días de inactividad.

En estas condiciones, y de acuerdo a los datos que aportan las alineaciones de ambos equipos, se puede inferir que Peñarol planteará un partido de ataque para tratar de  liquidarlo cuanto antes. Nacional, en tanto, va a especular y tratar de lastimar de contragolpe.

Seguramente Novick tendrá como referencia a Recoba y los demás aurinegros tendrán como objetivo el arco rival.

La clave de los tricolores estará en controlar los puntos fuertes de Peñarol. Romero irá sobre Zambrana, Damonte marcará a Grosmuller y Calzada tratará de contener los embates de Estoyanoff.

Un juego de estrategias planificadas de antemano, que después el devenir del encuentro se encargará de ratificar o no.

Lo cierto es que ambos técnicos están planificando de acuerdo a las virtudes propias para sacar ventaja de los defectos del rival.

“No pensamos para atrás, sino en cómo ganar el clásico. Hablamos para corregir los errores y aceitar las virtudes”, declaró el Cacique Alexander Medina.

El clásico “es el partido que todos quieren jugar. Es ideal para juntar fuerzas y demostrar que podemos ganar”, agregó el delantero tricolor que no sabe lo que es perder un partido de esta magnitud. Sin embargo, cada vez que se lo recuerdan, cambia de tema: “No tengo en cuenta mi estadística. Cuando termine la carrera haré el balance de cómo me fue”.

Para Darío Rodríguez, otro veterano de mil batallas, “no importa como llegás a este tipo de partidos. No creo en los favoritos. Estamos tranquilos por el momento del equipo, nada más”.

También habló sobre el Chino Recoba: “No hay que dejarlo pensar porque tiene cosas diferentes. Los que estemos cerca de él tenemos que estar atentos a sus movimientos”, señaló el defensor.

Medina reconoce que “Peñarol tiene un buen plantel, pero pienso en lo que podemos hacer nosotros”.

El plantel tricolor entrenó por segundo día consecutivo a puertas cerradas en el Parque Central. El aurinegro también entrenó sin miradas extrañas. Ambos equipos pulieron los últimos detalles para el encuentro del domingo a la hora 18, correspondiente a la fecha 11 del Apertura.

Hoy se concentran. Todo está listo. Solo falta que pasen las horas. La sensación crecerá hasta llegar al punto máximo a la hora en que Daniel Fedorczuk pite el inicio del encuentro. El juez dirigirá su primer clásico oficial y su desempeño también estará en la mira de todos. Porque en los clásicos, ningún detalle pasa inadvertido. 

Recoba no habló

Los jugadores de Nacional brindaron entrevistas el lunes y el martes en Los Céspedes. Se sabía de antemano que el miércoles no iban a hablar y que el jueves brindarían una conferencia de prensa. Entre ellos, Álvaro Recoba. Pero el Chino no quiso hablar cuando siempre habla, pero esta vez no tenía ganas. Tampoco lo hizo Santiago Romero, cuya presencia en el equipo fue la sorpresa de la semana. 

Clásico sin mascotas

El operativo de seguridad del domingo será similar al de los últimos clásicos, con la salvedad de que esta vez la Olímpica será para Peñarol, por lo que sus hinchas tendrán que ingresar desde Ricaldoni. Los de Nacional lo harán por Centenario y habrá un vallado exterior. No se permitirán mascotas con la entrada de los jugadores y habrá sorteo de arcos


Populares de la sección

Comentarios