“No creo que sea una serie de siete partidos”

Diego Losada, que realiza su primera experiencia como asistente de Espíndola, ve un quiebre en las finales

Diego Losada sabe de finales porque jugó una docena y ganó ocho –seis con Cordón y dos con Welcome–, pero en las finales de la Liga Uruguaya de Básquetbol que están en curso vive una experiencia inédita, la de acompañar como asistente al técnico Javier Espíndola, en Aguada. Y disfruta cada entrenamiento y cada partido como si aún jugara, confiesa. “Vivís sensanciones muy especiales y muy deseadas, como jugar otra vez finales. Cada temporada es única y estar donde estamos no se da todos los días”, explica el exbasquetbolista.

A los 41 años, Losada culminó el curso de entrenador y solo espera que le entreguen el título que lo habilita a dirigir.

Consultado acerca de por qué aceptó el desafío de integrar el cuerpo técnico de Aguada previo a los playoffs, cuando los rojiverdes no atravesaban su mejor momento, dijo: “Primero me sedujo el hecho de que es Aguada, segundo por lo que significaba para mí estar nuevamente en el club y tercero porque desde el principio confiaba en el potencial que tenía el equipo. Lo veía con altibajos, pero había jugadores con clase, inteligentes y sabía que ajustando alguna cosa se podía llegar lejos”.

En su etapa como jugador, Losada tuvo como entrenador a Espíndola en una selección juvenil en 1990, luego siempre fue rival. Sobre su experiencia con el entrenador, manifestó: “Hablamos el primer día, quedó claro cuál iba a ser mi participación, que iba a intervenir en los entrenamientos y en los partidos, y estoy trabajando muy cómodo con él”.

Sobre las dos primeras finales de la Liga, manifestó: “Fueron muy parejos. De todas formas, estoy un poco preocupado porque creo que en los cruces anteriores, con Trouville y Malvín, jugamos mejor que ahora. Por esa razón te queda la preocupación de retomar ese nivel. Son finales y no hay nada fácil. No será sencillo llegar al tíulo como muchos pensaban. De todas formas no creo que sea una serie de siete partidos. Ahora se va a producir un quiebre y espero que sea para nosotros”.

Consultado acerca de si el equipo se confió, dijo: “No sé si jugó en contra tanta confianza, y si sucedió creo que es lógico después del rendimiento ante Malvín. Ahora el tema pasa por ajustar el rendimiento. Soy de la idea de mirar para adentro, de preocuparme más de lo que hacemos nosotros que de lo que hace el rival. Está en nosotros. Si levantamos nuestro nivel y los jugadores claves vuelven a aparecer Aguada debería jugar a otro nivel”

Como asistente técnico dijo: “Me siento muy cómodo, con mucho respeto por parte de los jugadores”. Losada arregló con los dirigentes rojiverdes hasta el final de la temporada.

Sobre Aguada, manifestó: “La gente es increíble. Aguada es único. En el fútbol tenés a los grandes, en básquetbol solo Aguada. También es mayor responsabilidad y presión. Siempre quiero a esa gente atrás”, subrayó. l


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios