Ninguna sorpresa en la primera jornada

Las novedades del Abierto de Estados Unidos pasaron por la lluvia que hizo acto de presencia de forma torrencial y las nuevas medidas de seguridad

El inicio del torneo de tenis del Abierto de Estados Unidos generó de inmediato novedades, incluida la lluvia que hizo acto de presencia de forma torrencial en la recta final de la primera jornada y las nuevas medidas de seguridad.

La lluvia forzó a los organizadores a tener que cancelar el partido estelar de la sesión de noche, que iban a disputar el suizo Roger Federer ante el esloveno Grega Zemlja.

El ansiado proyecto de cubrir con un techo retráctil la pista central Arthur Ashe, que fue dado a conocer antes que se iniciase el torneo, volvió a tener toda la justificación, aunque el costo del proyecto sea de 550 millones de dólares.

El techo retráctil para la pista Arthur Ashe, que tiene un aforo de 22.000 asientos, el más grande del mundo, estará construido para el torneo del 2016, mientras que para el 2018 se espera que esté también terminada la nueva pista Louis Armstrong.

La nueva pista tendrá un aforo de 15.000 asientos y también se le pondrá un techo cubierto retráctil.

Mientras los espectadores que llegaron a las instalaciones del Centro Nacional de Tenis de Estados Unidos se encontraron con un nuevo sistema de seguridad similar al que existe en los aeropuertos y las colas para entrar al recinto fueron considerables.

Algo que preocupa a los organizadores y desean reducir el tiempo de espera de los aficionados en los próximos días, pero las medidas de seguridad se mantendrán sin ningún tipo de modificación en cuanto al tipo de control que se hace.

De acuerdo a Chris Widmaier, portavoz de la USTA, se hace todo el protocolo de seguridad que en los aeropuertos menos quitarse el cinturón de la ropa y los zapatos y el mismo se estableció antes que se diese el atento terrorista durante el pasado Maratón de Boston.

Antes que diese comienzo la competición se dio también el anuncio por parte del estadounidense James Blake, de 33 años, que al concluir el torneo se retiraría de la competición activa tras haber logrado 10 títulos individuales y disputados otras 14 finales.

El año pasado también anunció en Nueva York la retirada su excompañero de Copa Davis, Andy Roddick, exnumero uno del mundo.

Luego la lluvia no permitió ver en acción a Federer, séptimo cabeza de serie, que nunca había estado tan bajo en la clasificación desde el 2002, pero que a sus 32 años asegura puede seguir.

Tampoco se pudo concluir el duelo latinoamericano de la jornada que protagonizaban el colombiano Santiago Giraldo con ventaja de 3-6, 6-3, 7-6 (8/6) y 2-1 ante el argentino Carlos Berlocq.

Mientras que el brasileño Rogerio Dutra Silva caía ante el canadiense Vasek Pospisil 4-6, 3-6, 7-6 (11/9) y 4-0, en el segundo partido que la lluvia no permitió que concluyese.

Los grandes triunfadores de la jornada fue el tenis español, encabezado por Rafael Nadal, después que ganaron cinco de los siete jugadores que disputaron partidos en la primera ronda, incluido David Ferrer, cuarto cabeza de serie.

Nadal, segundo favorito, consiguió su decimosexto triunfo consecutivo en pistas duras en lo que va de temporada al vencer fácil por 6-4, 6-2 y 6-2 al estadounidense Ryan Harrison.

El campeón del Abierto del 2010 a sus 27 años se ha encontrado de nuevo con el mejor tenis y sin que los siete meses que estuvo de baja por la lesión de la rodilla izquierda le hayan pasado factura.

"Es una emoción especial estar de vuelta en Nueva York. Es un ambiente especial", declaró Nadal, quien ahora se medirá al ganador del partido entre Pospisil y Dutra Silva. "Estaba un tanto nervioso antes de la salida (a la cancha), pero espero volver a tener estos nervios en el futuro si eso significa que gano".

El resto de los cabezas de serie que participaron en la jornada lograron el triunfo con la excepción del japonés Kei Nishikori, undécimo preclasificado, que perdió frente al británico Daniel Evans por 6-4, 6-4 y 6-2.

Tampoco pudo superar la primera ronda el español Fernando Verdasco, vigésimo séptimo cabeza de serie, que cayó derrotado 6-3, 7-5, 1-6, 4-6 y 6-3 ante el croata Ivan Dodig.

El uruguayo Pablo Cuevas se retiró antes de iniciar el cuarto set de su partido ante el serbio Janko Tipsarevic (18) cuando el marcador estaba 3-6, 7-6 (7/5), 3-6 en su contra.

Mientras que dentro de la competición femenina, las hermanas Serena y Venus Williams fueron las grandes triunfadoras, especialmente la segunda que logró eliminar a la belga Kirsten Flipkens, duodécima cabeza de serie y semifinalista de Wimbledon, al vencerla por 6-1 y 6-2.

Venus Williams, campeona del Abierto en el 2000 y 2001, que ahora tiene 33 años, demostró que ha encontrado su mejor tenis y su gran meta será alcanzar los cuartos de final donde podría enfrentarse con su hermana.

También lo tuvo fácil Serena Williams, primera favorita, que defiende el título de campeona, y en sólo una hora y tres minutos ganó 6-0 y 6-1 a la italiana Francesca Schiavone para lograr el pase a la segunda ronda.

"Estoy muy emocionada. Sabía que jugaba contra una excampeona de Gran Slam en la primera ronda, así que sólo traté de ser súper seria", declaró la hermana menor de las Williams.

La jornada para el tenis femenino español y latinoamericano no fue la mejor ya que el primero perdió a cinco de las siete representantes que vieron acción y el segundo repartió un triunfo y una derrota.

Los triunfos de las tenistas españolas fueron para Carla Suárez (18) y María Teresa Torro-Flor, mientras que la argentina Paula Ormaechea, de sólo 20 años, debutó en su primer Abierto con un triunfo disputado de 6-3 y 7-6 (9-7) ante la veterana japonesa Kimiko Date-Krumm.

Ormaechea, que en esta temporada accedió hasta la tercera ronda de Roland Garros, superó imprecisiones con su servicio para sacar el partido jugando desde el fondo, con devoluciones muy agresivas.

Su rival en la segunda ronda será la alemana Sabine Lisicki, decimosexta cabeza de serie, que ganó a la rusa Vera Dushevina por 6-2 y 7-6 (7-3).

La cruz de la moneda fue la eliminación de la puertorriqueña Mónica Puig, de 19 años, que no pudo superar la experiencia de la rusa Alisa Kleybanova que se impuso por 6-4, 3-6 y 7-5.


Fuente: EFE

Populares de la sección

Comentarios