Nicolás López, tarde de goles y de pelota disputada