“Ni se me pasa por la cabeza pedir plata”

El DT franjeado, en charla sin pelos en la lengua, reveló todos los problemas que vivió y salió al cruce de quienes lo acusaron de “cometero”

Hay una estrella más en el escudo de Danubio y es suya.
No, yo fui parte. Es nuestra, de los jugadores, de los dirigentes, de la gente. Fue una cosa que la buscamos durante un año.

¿Le cayó la ficha o eso se disfrutará con el tiempo?
No, la verdad que lo disfruté en el momento, porque como lo dije mil veces mi viejo era hincha de Danubio. Pero al otro día era como que ya había pasado. Y hoy día, está la estrella ahí, pero hay que seguir trabajando.

Son cuatro nombres nada más y está el suyo.
Sí, y cuatro planteles. Y está el nuestro también. Obviamente que cuando jugamos la final una de las situaciones que planteamos era esa, que hay veces en que la parte económica es importante pero el orgullo de ser campeón, no lo logra cualquiera. Y entrar a la sede siendo campeón con Danubio vale más que cualquier plata que te puedan dar.

Le costó porque en el medio del camino tuvo peleas… (interrumpe)
Sí, después también… Después también tuve varias peleas.

…Varias veces cruzó insultos con algunos hinchas.
Pero esto es así, nosotros estamos convencidos con nuestro trabajo. Y los jugadores también.

¿Por qué cree, como me dijo, que le costó después?
No sé, sinceramente no lo sé. Mucha gente hincha de Danubio se enojó conmigo porque yo dije en su momento de que íbamos a salir campeones y me trataron de bocón, de que era medio canchero. Simplemente… boludo no soy, salí a decir lo que dije cuando realmente vi lo que teníamos y no fue una equivocación. Y después como todo, hay gente a la que le hemos caído mal desde que llegamos, más allá de haber salido campeón. Hay gente que disfruta, que está dentro de los que no nos quiere, cuando el equipo pierde y luego hay mucha gente contenta.

¿Es brava la platea?
Y es una platea que está acostumbrada, bah, acostumbrada... Ese fue tema de conversación con algunos allegados al club y la directiva, que como hincha de Danubio mi viejo me lo inculcó, lo de la historia de Danubio. Y entonces dicen que nosotros no nos adaptamos a esa historia.

Aquello de jugar bien.
El equipo de Pelusso salió campeón y no era un equipo que jugara muy bien, el equipo de Matosas lo mismo. Y nosotros en algún momento de la primera parte del torneo jugamos muy bien. La segunda parte no. Entonces, la historia del club la hace el que salió campeón, no es el que sale tercero o cuarto. Porque vos podés jugar muy bien pero no te vale de nada, desde mi forma de pensar, jugar bien si después no tenés un título. Nosotros ganamos. Pero hay gente que dice que no encajamos.

¿Qué le generó cuando aparecieron pintadas en su contra acá en el Complejo del club donde lo acusaban de pedir plata a los jugadores?
Rabia, risa, porque de hecho estuve con abogados para solucionar eso porque soy una persona muy transparente. No hay quien pueda presentar algo que diga que pido dinero a los jugadores. Es una cosa que no se me ocurriría, ni se me pasa por la cabeza pedir plata, entonces como es algo que no hice nunca en mi vida y no haré, iba a tomar acciones legales porque eso es algo grave. En el fútbol y en cualquier orden. Le dije a los dirigentes y a los abogados que mi familia me conoce, pero tampoco tienen porqué andar leyendo ese tipo de cosas. Me puedo estar muriendo de hambre que soy incapaz de sacarle un peso a nadie. Y de hecho vos podés preguntar a cualquier jugador de los que está acá. Además esto es chico, si los dirigentes se enteraran de algo así, yo no estaría acá.

¿Cómo se enteró?
Lo vi acá cuando llegamos. Ese día estuve a milésimas de segundos de irme.

¿Se le cruzó por la mente irse?
Sí, sí, lo pensé. De hecho fui al vestuario, volví a salir con el cuerpo técnico y les dije que me iba. Pero hubo alguien que fue importantísimo para mí en ese momento que me hizo calmar que fue Mario Rodríguez el utilero, que es una persona excelente que lleva años en el club.

¿Qué le dijo?
Me habló mucho, me habló bien, y fue lo que me hizo rever la decisión.

¿Cómo fue esa práctica?
Mal. La verdad, tenía mucha rabia. Porque volvemos a lo mismo, hay cosas que yo te puedo gustar a vos en la parte futbolística como entrenador, pero ya ese tipo de cosas son graves.

Se supone que acá hay un sereno, ¿nadie vio cuándo realizaron las pintadas?
Se supone (se le dibuja en el rostro una risa irónica).

Porque quedó flotando en el ambiente de que las pintadas fueron de adentro, de lo contrario, ¿cómo entraron?
Yo tengo mi pensamiento y estoy seguro que no le voy a errar en ese pensamiento.

¿Qué pasó con Matías Zunino?
Fue una decisión que tomamos porque veníamos hace tiempo hablando con él y utilizó dos palabras de lo que estuvimos hablando que fue la cara… la cara de culo hablando mal y pronto. El tema es que una conversación que es interna sale del ambiente natural y ahí se tergiversa todo.

¿Tuvo diferencias con Jadson Viera?
Nunca. Ponderé su actitud.


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios