Ni saben que hay partido

A escasas horas del choque en el estadio Hernando Siles, la expectativa de los bolivianos queda reflejada en que hay muchos que ni siquiera saben que hay partido

A escasas horas del encuentro que jugarán las selecciones de Bolivia y Uruguay en el estadio Hernando Siles, la expectativa de los bolivianos queda reflejada en que hay muchos que ni siquiera saben que hay partido.

El botones del hotel donde se aloja El Observador preguntó incrédulo: “¿Hoy juega Bolivia?”. Y otro tanto ocurre en el contacto diario con la gente en la calle. Ni hablemos del alto porcentaje de población indígena que vive en su mundo y ayer pasó el día entero en una manifestación contra la localización de los puestos callejeros.

No en vano se llevan vendidas apenas 5.000 entradas y los organizadores calculan que venderán 8 mil a las que, sumados los abonos, se llegaría a un total de 15 mil aficionados.

Pese a la decepción que generó el empate con Perú, la Federación no rebajó los valores de las entradas.


Fuente: Jorge Señorans, enviado a La Paz

Populares de la sección

Comentarios