Nano Ramos sacudió la modorra

Con un gran partido de su número 10, Cerro le ganó 2-0 a la IASA y quedó segundo
El público estaba despertando de la siesta del primer tiempo cuando la zurda de Nano Ramos sacudió la modorra. El 10 de Cerro dispuso de un segundo para apuntar y no quedaron dudas. La precisión y el viento a favor completaron la obra. Javier Irazún tuvo que ir a buscar la pelota adentro del arco.

Recién estaba empezando el segundo tiempo en el estadio Luis Tróccoli. El primero fue un largo bostezo, solo interrumpido por un doble trancazo de Correa que despertó admiración de sus hinchas y los toques de distinción de Ramos. En uno de ellos, cuando se jugaban 40 minutos, habilitó de primera a Luis Urruti y éste falló frente al golero.

Fue esa la única ocasión rescatable de los primeros 45 minutos. El partido resultó trancado, protestado y con un gol de Boghossian anulado por posición adelantada. ¿Saben quién le había puesto un pase magistral? Sí, Nano Ramos.

Los dos equipos carecieron de profundidad y Sud América, que jugó con el viento a favor (y ayer en el Cerro se hizo notar), no generó una sola ocasión frente a Fuentes.

Acevedo cambió a sus volantes externos para el complemento. Urruti pasó a la izquierda y Klein a la derecha. Pero el protagonista continuó siendo Ramos. Antes de su gol le metió un pase en profundidad a Urruti que tapó Irazún y después del tanto recibió una violenta infracción de Edgard Martínez que le costó la tarjeta roja.

Comesaña rearmó la figura, mandó a Colman más arriba junto a Royón y aunque parezca mentira, creó más situaciones de gol que con el equipo completo. Argachá y Royón, en dos oportunidades, estuvieron cara a cara con el empate. Los locales se pusieron nerviosos. Le empezaron a pedir a Acevedo que cerrara el partido.

Fue un momento de incertidumbre para Cerro que ya tenía en cancha a tres delanteros intentando aprovechar la inferioridad numérica del rival. Urruti, Boghossian y Santiago Silva, quien ingresó por Klein. Lo que no encontraba en esos minutos era la pelota.

Hasta que apareció el capitán. Richard Pellejero abrió hacia la derecha para Silva y éste tiró al medio, donde Hugo Silveira tocó al gol. Cosas del fútbol. Hacía dos minutos que Silveira estaba en la cancha. Cuando los hinchas se dieron cuenta que iba a entrar explotaron de alegría. Es un producto genuino de la Villa.

Silveira pudo marcar el tercero, pero falló frente al arco tras un tiro de esquina.

Igualmente el partido ya estaba liquidado. Jugando un buen segundo tiempo el albiceleste se ubicó en la segunda posición del Apertura. Y le quitó el invicto a Comesaña, que no había perdido desde que asumió en la IASA.

Todo gracias a un Nano gigante, el director de la orquesta.

Populares de la sección

Acerca del autor