Nadie hace goles: es el peor arranque en 20 años

El torneo Uruguayo Especial, ha tenido un comienzo con un bajo promedio de goles, el peor en los últimos 20 años.
Apenas algo más de dos goles por partido. Esa es la media de tantos del actual torneo Uruguay Especial. Demasiado poco. No en vano, es la peor marca de goles convertidos, en las primeras cinco fechas, de cada uno de los torneos que componen el Campeonato Uruguayo, en el transcurso de los últimos 20 años.

Es que, en cinco fechas disputadas del actual torneo Uruguayo Especial, se marcaron 86 goles que, en 40 partidos, los que arrojan un escueto promedio de 2,15 goles por partido.

Desde la temporada 1996 que no se tenía una media de goles tan escueta en las cinco primeras fechas de cada uno de los torneos. En aquella temporada, hace 20 años, en las cinco fechas iniciales se habían marcado 62 goles, en 30 partidos (eran 12 equipos en Primera “A”), lo que arrojaba una media de 2,07, inferior a la del actual torneo.

Como antítesis, y no tan lejano en el tiempo, está la temporada 2014/15, en cuyo Apertura, en las primeras cinco fechas, se marcaron 137 goles, 51 más que en la actual, también en 40 partidos, con un promedio de casi tres goles y medio por juego, un 60% mejor que el magro torneo por el transitamos. Similar guarismo se había dado en el Clausura de 2002, con 3,44 goles por partido, la mejor marca en las dos últimas décadas.

La incidencia de Peñarol
Si el análisis lo efectuamos por club, Peñarol, vigente campeón Uruguayo, solo marcó dos goles en cinco fechas, una media de un gol cada 225 minutos. Nunca, en las primeras cinco fechas del Uruguayo, desde 1932, el elenco aurinegro había marcado solo dos goles en cinco partidos En la temporadas de 1972 y en la de 1983 había convertido tres goles en cinco partidos. Los aurinegros, junto a River Plate, son los equipos menos efectivos en materia goleadora en el torneo.

Danubio líder, con 12 puntos, marcó nueve goles y es el equipo más goleador del torneo, junto a Nacional, con un promedio, nada sensacional, de un gol cada 50 minutos, es decir menos de dos goles por partido.

Juventud de Las Piedras y Liverpool, ambos escoltas con 11 unidades, marcaron respectivamente cinco y cuatro goles en lo que transcurre del torneo.

Prima el 1-0

De los 40 partidos disputados, en 27 de ellos se marcaron como máximo sólo dos goles: 0-0 (en 5 cotejos), 1-0 (10), 1-1 (8) y 2-0 (4).

Por otra parte el promedio acumulado de goles viene en declive: de una media de 2,38 goles por partido, tras la segunda fecha, se cayó a 2,21 en la tercera, subió levemente en la cuarta (2,22) y cayó en la quinta, para llegar al citado 2,15.

Torneo corto con un solo descenso podría ser el argumento ideal para que los clubes sean más ofensivos, pero en la práctica no ocurre y los cotejos tienen muy pocos goles y el aficionado lo sufre.

Cifras
El 1-0 predomina. De los 40 partidos disputados en el actual Uruguayo, 10 (la cuarta parte) terminaron 1-0, el resultado más común.

22 Partidos. En 22 cotejos, poco más de la mitad disputados hubo, al menos un equipo, que se quedó sin marcar goles.

3 clubes. Solo tres equipos anotaron cuatro o más goles en un partido, curiosamente los tres, como visitantes: Plaza: 4-2 a Villa Española, Boston River: 5-1 a River Plate y Defensor Sporting: 5-0, también a los darseneros.

Opinan los entrenadores

Leonardo Ramos (Danubio)
"En un torneo corto no hay revancha, son menos partidos, por eso los equipos se cuidan más, algo similar pasó en 1989 cuando jugando en Progreso fuimos campeones en un torneo a una rueda".

Jorge Giordano (Juventud)
"El deseo es no tomar el gol, no perder, para estar en el grupo de arriba, por ahí después de la décima fecha el panorama cambia".

Eduardo Acevedo (Defensor Sporting)
"Se da que hay un equipo que propone y otro espera y no arriesga, se juega al error, es un campeonato de condiciones muy dispares y cerrado, generalmente el que equipo que hace el primer gol gana".

Embed



Populares de la sección

Acerca del autor