Nadal se llevó una ingrata sorpresa

Los tres meses de inactividad por una lesión en su muñeca le jugaron en contra y el español no pudo aguantar el ritmo de Martin Klizan

El español Rafael Nadal, segundo jugador de la clasificación mundial y que volvía a las canchas tras tres meses lesionado, fue eliminado en cuartos de final del Abierto de Pekín al perder ayer con el eslovaco Martin Klizan por 6-7 (7/9), 6-4 y 6-3.

De esta forma Klizan, número 56 del mundo, jugará por un puesto en la final con el checo Tomas Berdych, tercer favorito, que derrotó al estadounidense John Isner por 6-1 y 6-4.

En su primer torneo tras una ausencia de tres meses por lesión, Nadal estuvo cerca de la victoria. El español remontó un 5-4 adverso para apuntarse la primera manga y llegó a dominar la segunda por 4-2.

Pero Klizan, muy acertado en el resto y aprovechando la debilidad de Nadal con su segundo servicio, se repuso, ganando cuatro juegos consecutivos para anotarse el segundo set.
En el tercero otra vez Nadal mandó en el marcador (3-2), pero de nuevo Klizan sorprendió con otros cuatro juegos consecutivos que le encaminaron a la victoria.

“Cuando estás ‘out’ durante varios meses no es lo mismo que empezar la temporada. Cuando vuelves, los otros jugadores ya están encaminados, con el buen ritmo físico y tú te sientes cansado”, analizó Nadal.

El eslovaco, procedente de la clasificación, logró la primera victoria de su carrera ante la estrella española, –con la que había perdido sus dos anteriores enfrentamientos–, en 2 horas y 37 minutos.

Jugó en contra de Nadal que a partir del tercer juego del partido, que se disputó con un porcentaje de humedad cercano al 90%, se cerró el techo del National Tennis Stadium de Pekín, lo que dio pie a un partido de indoor, que favorecía más al eslovaco que al español.


Populares de la sección

Comentarios