Nadal pierde la batalla física

El virus estomacal que lo sacó de Abu Dabi lo hizo bajarse del torneo de Doha y del Abierto de Australia 2013; perderá con estas ausencias 1.290 puntos en el escalafón mundial aunque tendrá ranking protegido

Hace 185 días que Rafael Nadal pisó por última vez una cancha de tenis. Fue en Wimbledon, donde el checo Lukas Rosol, entonces número 100 ATP, lo eliminó en segunda ronda. Desde esa fecha el tenista mallorquín está enfrascado en una batalla contra su propio físico. Pero viene perdiendo.

El miércoles pasado, Nadal renunció a participar en el torneo de exhibición de Abu Dabi aquejado de un virus estomacal.

Esa misma razón lo llevó el viernes a anunciar su abandono de los torneos de Doha (ATP 250) y el Abierto de Australia (primer Grand Slam del año).

Eso determinará que Nadal pierda ya de pique en la venidera temporada 1.290 puntos en el ranking ATP.

Esto lo hará caer del cuarto al quinto puesto, en detrimento de su compatriota David Ferrer, que está solo 185 unidades por debajo.

Sin embargo, desde ayer, Nadal tendrá ranking protegido, ya que pasaron seis meses desde que se lesionó y está alejado de los courts.

Mediante el ranking protegido, Nadal podrá disputar ocho torneos con el ranking que tenía al momento de lesionarse. En aquel entonces, el manacorí estaba segundo detrás de Novak Djokovic, que tras perder la final en La Catedral ante Roger Federer perdió el número uno (con el suizo).

Con mala pata
Nadal comenzó con problemas físicos ya en febrero de este año, producto de una molestia en la rodilla izquierda.

Eso le provocó una tendinitis que tiempo después se tradujo en el llamado Síndrome de Hoffa, una inflamación del tejido graso que se extiende por debajo del tendón rotuliano.

Su temporada se redujo a solamente 11 torneos en la primera mitad del año.

Perdió una final titánica en el Abierto de Australia ante Novak Djokovic, que venía de un 2010 brillante.

Perdió puntos en Indian Wells y Miami cayendo en semifinales, torneos en los que en 2010 llegó a la final y también las perdió con Nole.

Pero luego se recuperó en el polvo de ladrillo al triunfar en Montecarlo, Conde de Godó (Barcelona), Roma  y Roland Garros.

En Montecarlo, Roma y el Gran Slam francés se sacó las ganas de vencer a Djokovic que venía de ganarle siete finales consecutivas. 

Solo se le escapó el título de Madrid, disputado sobre un polémico polvo de ladrillo azul. Fernando Verdasco lo sacó en octavos de final.

Después no hizo pie en el pastito. En Halle, Philipp Kohlschreiber le ganó 6-3, 6-4 en cuartos de final mientras que en Wimbledon  superó a Thomaz Bellucci en tres sets (7-6 (0), 6-2, 6-3, pero luego sucumbió ante Rosol batallando en cinco reñidos sets: 7-6 (9), 4-6, 4-6, 6-2, 4-6.

En reposo
El cuerpo médico del tenista le recomendó reposo deportivo durante los próximos siete días y tratamiento de la infección gástrica durante cuatro o cinco jornadas.

El jugador declaró que su rodilla “está bastante mejor y el proceso de recuperación ha ido según lo previsto por los médicos”.

“Tal y como dicen los médicos y mi equipo, lo más prudente es hacer las cosas bien y este virus ha hecho retrasar todos mis planes de reaparecer en estos días. Mi reaparición tendrá que esperar hasta el torneo de Acapulco, si bien no descartaría la posibilidad de reaparecer en algún torneo antes”, explicó el tenista.

El torneo de Acapulco irá del 25 de febrero al 2 de marzo. ¿Llegará Rafa?


Populares de la sección

Comentarios