Nadal avanza a paso firme en Miami

El español superó al italiano Fabio Fognini y en cuartos tendrá un rival un poco más complicado: Milos Raonic

Rafael Nadal afirmó este martes que está muy satisfecho con el poder que ha adquirido su servicio durante el Masters 1.000 de Miami, se declaró recuperado tras las molestias sufridas desde el Abierto de Australia y feliz de estar jugando sin limitaciones físicas.

"No he perdido mi saque en ninguno de los tres primeros partidos y eso es una gran noticia", dijo Nadal tras sellar su visado a los cuartos de final con una victoria incontestable sobre el italiano Fabio Fognini por un doble 6-2.

En su opinión, todo fue bien en el partido y logró golpear "bien con la derecha, con el revés y también el 'drive' paralelo", a lo que hay que sumar que su "servicio ha funcionado bien".

"Físicamente me encuentro bien. Competir al máximo nivel con limitaciones físicas es prácticamente imposible y estoy feliz de no tener que hacerlo", indicó.

Nadal ha ganado por la vía rápida sus tres enfrentamientos en Miami: al australiano Lleyton Hewitt, al uzbeko Denis Istomin y hoy a Fognini. Dijo que este martes hizo "todo lo que tenía que hacer para ganar el partido" en la pista central de Crandon Park, en Cayo Vizcaíno.

"He jugado con ritmo, buscando el punto y que Fabio golpease desde posiciones difíciles", explicó Nadal, que reconoció que el encuentro fue complicado por el comportamiento volátil en pista del italiano, con gestos airados a la grada y muestras de desesperación por no encontrar la forma de batir al español.

"Fabio ha jugado puntos buenos, pero muchos puntos malos. Ha sido un partido extraño, pero yo tenía que estar concentrado en lo mío, serio y cometer pocos errores. Hay veces, cuando el rival está de esta manera, uno tiende a echarse atrás y poner la pelota en juego, lo que hubiera sido un error", explicó.

Sobre su rival en cuartos de final, el canadiense Milos Raonic, reconoció que el duodécimo cabeza de serie del torneo es uno de los "mejores sacadores del circuito".

"Es un jugador muy peligroso. La única forma de ganarle es estar muy concentrado con mi servicio, no tener fallos tontos con mi servicio, jugar agresivo, moverle en la pista, porque si no, no voy a tener el partido en mis manos", explicó.

En este sentido, reiteró que sus opciones pasan por ser agresivo en el resto y hacer sentir a Raonic que "tiene que ganar los puntos con el servicio, y eso le puede forzar un poco más".

"Es difícil analizar un partido cuando los puntos del rival comienzan con un 'penalti'", opinó Nadal sobre los 15 'aces' que el canadiense logró en su partido de octavos frente al alemán Benjamin Becker.


Fuente: Álvaro Blanco, EFE

Populares de la sección

Comentarios