Nacional y la ley del más grande

En un partido en el que no jugó bien, el tricolor encontró en los goles de Iván Alonso la recompensa para ganarle a Sud América y extender su dominio en las dos tablas

Así es la ley de la naturaleza, esa que, salvo excepciones, termina imponiendo el peso que siempre tiene el más grande, aunque al fútbol intenten apartarlo de esa lógica. Sud América realizó un buen partido el domingo de noche en el Centenario, pero ganó Nacional. Y ya está. No hay más vueltas para explicar un encuentro en el que otra vez el goleador Iván Alonso estableció la diferencia en un juego del torneo local y le brindó a los tricolores la recompensa del triunfo, extender su puntaje perfecto en el Clausura y el dominio en las dos tablas, en la del segundo torneo del año y en la Anual, lo que adquiere un valor agregado porque va consolidando su avance en la competencia de entrecasa.

Simple y sencillo. Nadie mejor que Nacional para contarlo en primera persona y explicar por qué el más grande se come al más chico.

El jueves en el Parque Central, en su estreno en el grupo 6 de la Libertadores, Nacional realizó un gran planteamiento, bien de Copa, ese que no le gusta al hincha pero que desde 2006 Tabárez patentó en la selección que puede ser efectivo. Nacional tuvo actitud, defendió bien y esperó el momento para encontrar el gol, pero se lo perdieron De Pena y Cruzado, pecados imperdonables en la alta competencia. Bastó que Nacional sufriera el primer descuido, ese que había evitado en buena parte del partido, que una pelota cayera a la espalda del lateral izquierdo para que provocara un descalabro en la defensa y terminara en el gol de Riveros para Gremio: 1-0.
Ayer en el Centenario Sud América jugó un partido similar al de Nacional en la Copa. Con inteligencia tática le anuló los circuitos  de fútbol al líder del Clausura, controló a Pereiro, le quitó ritmo a De Pena y Renato César tuvo escasa participación en el primer tiempo. Otra vez, Alejandro Apud mostró su buen ojo para plantear el partido a un grande.

Sud América fue protagonista porque con tres palitos construyó una buena estructura. Pellejero resultó clave en esa estrategia, los volantes tuvieron actitud y se multiplicaron para cubrir los espacios. Sin embargo, un error, el más absurdo de todos, porque Centurión no pudo frenar la carrera cuando Renato César corría con la pelota de espaldas al arco y casi fuera del área, y le cometió el penal que Alonso transformó en la apertura. Al final, Nacional 2-Sud América 0.

De ahí en más todo el esfuerzo del chico fue en vano: como Nacional el jueves y Sud América ayer. El grande impuso la diferencia que establecen los mejores jugadores, los de más nombre, mayor recorrido y experiencia, o las promesas que mejor pintan. Se acabó.

Para colmo, ya con el 1-0 y el triunfo instalado, porque Sud América no tenía argumentos para dar vuelta el resultado, Alonso vio al golero adelantado y convirtió el segundo. Todo dicho.

Eso sí, Nacional no jugó bien. Extrañó a Rinaldo Cruzado, el peruano que por asuntos personales tuvo que viajar a su país y que comenzó a transformarse en el generador de fútbol con la simple función de hacer del fútbol un arte con su buen trato de balón. Pelusso ayer apostó al fútbol de Pereiro, pero el juvenil falló. Tampoco anduvo De Pena. Debido a eso Nacional fue un zombi en la cancha, hasta que entró Recoba en el segundo tiempo y con dos pases, más los goles de Alonso se enderezó el partido. El funcionamiento no se arregló por el Chino, sino por los goles, pero el talentoso futbolista estuvo en la cancha justo cuando el goleador hizo la diferencia.

Ganó Nacional, esta vez con el peso del grande, del que tiene mejores jugadores. En definitiva es eso, la ley del más grande. No hay otra vuelta.

Sud América 0 – Nacional 2

Sud América: Javier Irazún, Maximiliano Pereiro, Santiago Carrera, Diego Viotti, Antonio Fernández, Adrián Argachá, Richard Pellejero, Fabián Yantorno, Emanuel Centurión, Federico Gallego y Santiago Biglieri. Director Técnico: Alejandro Apud

Nacional: Gustavo Munúa, Pablo Alvarez, Guillermo De Los Santos, Ismael Benegas, Juan Manuel Díaz, Nicolás Prieto, Rafael García, Renato César, Gastón Pereiro, Carlos De Pena e Iván Alonso. Director Técnico: Gerardo Pelusso

Cambios en Sud América: 53' Juan Ramón Alsina x Fabián Yantorno, 69' Ángel Luna x Emanuel Centurión y 77' Nicolás Royón x Adrián Argachá

Cambios en Nacional: 45' Álvaro Recoba x Gastón Pereiro y 56' Henry Giménez x Carlos De Pena y 80' Maximiliano Calzada x Renato César

Cancha: Estadio Centenario

Árbitro: Fernando Falce

Asistentes: Mauricio Espinosa y Marcelo Gadea

Goles: 60' y 64' Iván Alonso (el primero de penal) (Nac)

Tarjetas amarillas: D. Viotti, E. Centurión, J. Alsina, S. Biglieri y R. Pellejero (SA); J. M. Díaz, I. Benegas y R. César (N).


Populares de la sección

Comentarios