Nacional y Casal, una relación tumultuosa

Desde la época de Dante Iocco los tricolores mantuvieron una tensa relación con el empresario; el pase de De Pena es una perla más

Allá por la década del 90 el palacio de cristal de la sede de Nacional se convertía en una verdadera caldera. La asamblea de socios del club se le iba de las manos a la directiva que presidía Roberto Recalt. Más de mil socios habían asistido a la cita. Y lo que comenzó siendo un encuentro para criticar al técnico de la selección, Oscar Tabárez, se transformó en un acto de censura para la actitud del empresario Francisco Paco Casal. Es que por aquel entonces Nacional había llegado a un acuerdo con Valencia para negociar a Daniel Fonseca a pero Casal le dijo al jugador que se negara a firmar, rememoró Hernán Navascues a El Observador.

"Yo forme parte de aquella negociación y recuerdo que terminé peleado con Casal", comentó Héctor Olmos en diálogo con El Observador. Aquel fue el el inicio de una relación tensa entre el empresario futbolístico más poderoso del país y los tricolores.

Desde aquella vez a la fecha los choques entre Nacional y Paco se reiteraron. Por transferencias, por los derechos de televisión, por su vieja relación con el expresidente de Peñarol, Juan Pedro Damiani, y en los últimos tiempos por el dinero que su empresa, Tenfield, le cede a los aurinegros para la construcción de su estadio.

A todo esto se suma la condición de Casal de socio de Peñarol y su deseo, manifestado en el pasado, de llegar a la presidencia del club.

El affaire por la transferencia de Carlos De Pena a Inglaterra es una perla más de un collar plagado de desencuentros.

Los desencuentros

El pase de fonseca

En 1990 Nacional no tenía dinero para empezar a jugar el torneo local cuando recibió una tentadora oferta de Valencia de España por Daniel Fonseca. Los dirigentes se embalaron pero chocaron con Casal. "Nacional había acordado el pase pero Casal convenció al jugador para que no firme y se lo llevó a Cagliari", rememoró Hernán Navascues. Y acotó: "Me acuerdo que Anavitarte dijo en la asamblea: "Qué Paco nos quieren meter".

La Huelga de 1992

La edición de El Observador del sábado 24 de octubre de 1992 se tituló: "Para Nacional fue notoria la injerencia de Casal tratando de torcer el fallo de la AUF". La huelga de jugadores decretada aquel año, por los puntos que se le quitaron a Basáñez por incidentes, le impidió a los tricolores seguir jugando la Supercopa. En un comunicado la directiva de Nacional sostuvo que "en estrecha vinculación con el conflicto y sus móviles, se constató la injerencia pública y notoria del empresario Francisco Casal".

Dely no se va

En la temporada 1992 el panameño Julio César Dely Valdés la rompió en Nacional. Sus goles despertaron el interés de los clubes de Europa. Fue así como apareció Casal en escena elevando una propuesta de transferencia a Olimpyque de Marsella. El dirigente Julián Moreno viajó con el jugador y al no aceptar las condiciones de la operación volvieron. La relación se tensí Dely se auto marginó durante un tiempo y le costó retomar su nivel.

La pelea por Munúa

Una nueva batalla surgió por el pase de Munúa a mediados de 2003. Casal se molestó cuando los tricolores negociaron a Munúa a Deportivo La Coruña sin su participación. El pase lo realizó Luis Malvarez. Como respuesta, el empresario se llevó a casi todos los jugadores que tenía en Nacional, desmantelándolo en la segunda parte del año.

Chori castro

Nacional decidió no realizar más negocios con Casal hasta tanto no se aclararan números. ¿Qué pasó? El empresario vendió a Gonzalo Castro a España pero, según los albos, no abonó lo acordado. Descontaban un dinero que supuestamente les debemos", dijo un dirigente albo.

Diferencias con Ache

"Tenfield vetó a Ache" fue el título de la edición del miércoles 14 de marzo de 2007 con una foto de Nelson Gutiérrez hablando con el presidente de la AUF, José Luis Corbo. En la charla, la empresa de Casal pidió que el neutral no forme parte de las negociaciones por los derechos de TV. Ache reveló que le dijeron a Nacional que hasta que lo sacaron no habría dinero para el club. El vicepresidente de Nacional en uso de licencia, Víctor Della Valle, manifestó a El Observador que nunca le ofrecieron dinero para sacar a Eduardo Ache de la AUF.

Fabián O´Neill y la final

El ex jugador de Nacional reveló en el programa Último al Arco de Sport 890 que en 1995, previo a la final del Uruguayo, integrantes del Grupo Casal lo presionaron para que no jugara contra Peñarol. O'Neill expresó que le dijeron que se tenía que ir al otro día, pero Fabián se mantuvo en pie y dijo que bajo ningún concepto se perdería el encuentro. O´Neill finalizó diciendo: "Los del Grupo son todos de Peñarol".

Balbi reclamó reunirse

Los encuentros de Casal con dirigentes de Peñarol molestaban en filas albas. A tal punto que el 21 de enero de 2008 el delegado albo Alejandro Balbi manifestó en Sport: "Se falló en la política de acercamiento a Casal. No estoy diciendo que se actuó mal, incluso yo me incluyo, yo creo que hubiera tenido un acercamiento mejor con Casal porque cuando Casal está en Montevideo hay que aprovechar esas oportunidades para hablar de un montón de cosas y no puede ser que se haya reunido con gente del tradicional adversario un montón de veces y con nosotros ni siquiera una vez. Que yo sepa no ayudó en nada y quizás era un momento de recordarle esas promesas".

Alarcón denunció presiones

El jueves 1º de marzo de 2012 el presidente de Nacional, Ricardo Alarcón, afirmó en el programa A Fondo de 1010 AM que un dirigente del club recibió presiones del empresario Francisco Casal porque el club tricolor no aceptó votar a favor de extender el vínculo con la empresa Tenfield por los derechos de televisión del fútbol uruguayo hasta el año 2021.

Estadio aurinegro

El 31 de agosto de 2013 El Observador reveló el acuerdo entre Tenfield y Peñarol por el cual la empresa hizo un fuerte aporte económico para el estadio aurinegro, lo que alimentó más la bronca de los albos con Casal.


Populares de la sección

Acerca del autor