Nacional va por dos pesados

Eduardo Ache se reunió con Gustavo Díaz y delinearon el futuro plantel; Mauricio Victorino e Iván Alonso están entre los pretendidos

Gustavo Díaz continuará dirigiendo a Nacional y Daniel Enríquez seguirá ejerciendo como gerente deportivo. Al menos hasta junio del año próximo. Esto quedó acordado en la primera reunión oficial que se llevó a cabo el jueves entre el presidente Eduardo Ache y los dos principales del área deportiva del club. El siguiente paso es la conformación del plantel.

La prioridad es la contratación de un zaguero y de un centrodelantero. Por eso ya se iniciaron gestiones por Mauricio Victorino, Sebastián Abreu e Iván Alonso. En segundo orden aparece la necesidad de un volante que ayude a Álvaro Recoba en la elaboración del juego, y Fabián Canobbio es uno de los nombres ofrecidos; también Hernán Novick.

Pero, además, se va a negociar la salida de futbolistas que tienen sueldos altos y que tuvieron poca participación en el último semestre. Entre ellos, Vicente Sánchez, Adrián Romero, Jadson Viera, Matías Sosa y Alexander Medina o Sebastián Taborda.

"Para conocernos"

“Para trabajar con alguien tenemos que conocernos”, dijo Ache con respecto a la reunión de ayer con Díaz y Enríquez. “Queríamos ver su visión del club y el diagnóstico que tienen. Fue un encuentro preliminar y se hablaron distintos temas, entre ellos la conformación del futuro plantel”, reconoció el presidente.

También indicó que la continuidad de Enríquez “nunca estuvo en cuestión; es funcionario del club y tiene que asumir sus responsabilidades”.

Nacional apuntó para la defensa a un futbolista surgido en el club, pero cuya situación es complicada. Cruzeiro le pagó US$ 2 millones a Universidad de Chile en febrero de 2011 por la ficha de Victorino y este firmó un contrato por cuatro años.

Sin embargo, Ache explicó que “se realizaron los primeros contactos por Victorino y se puede dar”.

La segunda opción es la del argentino Néstor Moiraghi, actualmente en Olimpo. Cuando el Chavo Díaz asumió en Nacional pidió a Moiraghi, al que dirigió en Defensor Sporting, pero en ese momento el club tricolor no pudo competir con la oferta de Olimpo.

Alonso fue otro de los jugadores que Díaz pidió hace seis meses. Pero en ese momento el futbolista no tenía claro si podía seguir jugando al fútbol, ya que era tratado por una afección cardíaca.

Los estudios resultaron favorables, con la única condición de no jugar en la altura. Alonso se encuentra en Uruguay y muy cerca de firmar con los tricolores, pese al litigio que tiene con su exclub, Toluca.

El delantero, dos veces goleador en México, reclamó en FIFA el pago de salarios.

Tampoco se descarta a Abreu, quien tiene dos años más de contrato con Botafogo. Ache gestiona personalmente la llegada del Loco con su representante Jorge Chijane. “Hay una aproximación con Alonso y un contacto concreto con Abreu”, dijo Ache.

La posibilidad de Canobbio es cierta, pero no tan segura. “Se está buscando a alguien para complementar a Recoba y nadie puede discutir la calidad de Canobbio como jugador, pero no es el único candidato”, reconoció el presidente.

Las bajas

Además de los refuerzos, Nacional también tiene que definir los futbolistas que se irán en este período. Excepto Christian Núñez, los demás integrantes del plantel tienen contratos vigentes, por lo que los dirigentes tienen que negociar las salidas.

Sánchez, el Hueso Romero, Sosa, Viera, Medina o Taborda, Curbelo, Charquero y Juan Manuel Díaz son los que están en la lista de posibles bajas.

Antes de asumir como presidente, Ache ya planteó la política que tendrá el club de ahora en más. Se contratarán tres o cuatro jugadores desequilibrantes y se completará el grupo con juveniles de la institución. El objetivo es ganar el Clausura. 


Populares de la sección

Comentarios