Nacional tiene un viaje con turbulencias

Después del clásico el tricolor quedó primero solo en el Apertura, pero de aquí al final tiene una apretada agenda

E l clásico quedó atrás y el Apertura ya no tiene partidos atrasados. El agónico empate logrado por Rodrigo Aguirre en los minutos de adición sirvió para que Nacional se subiera a la cima de la tabla de forma exclusiva. Pero el fútbol es tan dinámico que el domingo enfrenta a Wanderers en el Centenario y después tiene un viaje complicado hasta el final del torneo.

Entre las seis jornadas que restan para que termine el campeonato local el tricolor tiene también compromisos por la Copa Libertadores, que implican partidos duros y viajes a Brasil y a Venezuela.

Son 10 partidos en 45 días, pero la segunda quincena de abril particularmente estará bien cargada: disputará cinco encuentros, tres por el Apertura y dos por la Libertadores.

Comenzando por el torneo local, en el que Nacional no puede utilizar el Parque Central porque está suspendido, el calendario le depara dos salidas complejas en el último tramo: el estadio Luis Tróccoli y el Luis Franzini.

Primero está Wanderers. Cuatro días después del esfuerzo clásico, el equipo de Martín Lasarte regresa al estadio Centenario para enfrentar al segundo en la tabla. Un encuentro que puede ser determinante en el futuro de la competencia. Si gana le sacará cuatro puntos, pero si pierde quedará atrás del bohemio y a merced de los que vienen abajo (Cerro, Defensor y Peñarol).

El problema inmediato a resolver por el entrenador es la alineación para el domingo, ya que tiene jugadores suspendidos y lesionados.

Otro tema que no es menor es la recuperación del nivel futbolístico. Frente a Boston River no solo perdió en el marcador, también lo hizo en el desempeño dentro de la cancha. Y en el clásico, la igualdad tapó las carencias con el balón que tuvo el equipo.

Nacional ganó los seis primeros partidos del Apertura con momentos de buen fútbol y con apariciones desequilibrantes de algunas de sus figuras que quedaron en el banco. Pero en las últimas fechas el fútbol quedó en el debe.

Después de Wanderers tiene que ir al Tróccoli para visitar a Cerro, que además está jugando muy bien y es uno de los candidatos. De los últimos nueve partidos jugados en el Cerro, Nacional ganó solo uno y perdió cinco. El año pasado por el Uruguayo Especial igualaron en cero.

El siguiente encuentro es contra Fénix. En el campeonato pasado el club de Capurro fijó el Franzini para recibir a Nacional, pero después los dirigentes negociaron una cantidad de dinero y el juego se trasladó al Centenario. Es lo que puede pasar ahora y sería una buena noticia para Lasarte.

Nacional será local frente a Rampla Juniors y después tiene otra salida dificultosa: Defensor Sporting en el Franzini. El violeta es otro de los equipos que está en la definición y de su estadio el tricolor suele llevarse malos recuerdos: en el Uruguayo Especial perdió 3-2.

La última fecha del Apertura será frente a Sud América en el Centenario.

En medio de la actividad local está el capítulo internacional. Este año cambió el formato de la Copa Libertadores y por eso hay tanto espacio entre partido y partido: el último de Nacional fue el 15 de marzo. Pero también hay semanas cargadas y en un mes se define el grupo 7, que está muy parejo: los cuatro equipos tienen 3 puntos.

Después de ir al Tróccoli, tendrá que seguir viaje a Chapecó para jugar contra Chapecoense, que le ganó de visitante a Zulia y después perdió en su cancha contra Lanús.

Una semana más tarde recibirá al conjunto brasileño en el Parque Central y luego tendrá el traslado más largo de esta etapa con el viaje a Venezuela para jugar contra Zulia, con el que perdió en el Parque Central. Y el cierre de la prueba de resistencia será de local contra Lanús.

Los que más jugaron en el Apertura

Esteban Conde

El golero estuvo presente en los 810 minutos disputados por el torneo local. Es un pilar fundamental en el equipo y en el día a día del grupo. Fue convocado a la selección nacional para el encuentro contra Brasil, pero aunque faltó casi una semana a los entrenamientos a Los Céspedes, no perdió un solo partido.

Rafael García

El Rafa es el único jugador de cancha que actuó los 810 minutos. También fue titular contra Lanús por la Libertadores y no jugó contra Zulia por un cuadro gripal. A base de un gran corazón se ganó el lugar en la zaga que quedó desprotegida tras la partida de Victorino. Llegó Rolín, pero por una lesión no ha podido jugar.

Alfonso Espino

El lateral izquierdo disputó 613 minutos en el torneo local. No fue titular en la primera fecha, donde Lasarte puso a Jorge Fucile por la izquierda. Tampoco jugó contra Boston River porque fue reservado para el clásico. Su habitual despliegue en velocidad por la banda es una rueda de auxilio permanente en la ofensiva.

Santiago Romero

El Colorado es un baluarte en el mediocampo. El prototipo de jugador-hincha. Suma 597 minutos en cancha. Faltó a los partidos contra River Plate y Boston River porque se fracturó el caballete nasal. Reapareció el miércoles en el clásico con una máscara, dando una lección de entrega por la camiseta.

Jorge Fucile

El futbolista más experimentado de la línea de cuatro. Suma 610 minutos en el Apertura. Faltó a los partidos contra Liverpool y River Plate porque estaba convocado a la selección nacional. En la primera fecha jugó por izquierda, pero su lugar habitual es el lateral derecho. Lasarte destacó su desempeño clásico.


Populares de la sección

Acerca del autor