Nacional tiene poco tiempo para lamentos

El plantel vuelve a Los Céspedes después de la derrota en Bolivia y el sábado enfrenta a Racing

El apretado calendario de Nacional no permite detenerse en lamentos. El martes perdió frente a Oriente Petrolero, el miércoles viajó prácticamente 12 horas de regreso a Montevideo y el sábado a la hora 20:30 enfrenta a Racing por la primera fecha del Clausura.

Gerardo Pelusso tiene jueves y viernes para trabajar en la cancha de Los Céspedes y tratar de revertir la mala imagen que dejó el equipo en el inicio de la Copa Libertadores.

El técnico se apoyó en un sistema de juego que ensayó durante los dos torneos de verano disputados en el Centenario, pero a los 45 minutos del primer partido oficial lo tuvo que cambiar. Son esas cuestiones que suelen generar desconfianzas.

Con el joven Gonzalo Ramos de enganche, más Richard Porta, Carlos De Pena e Iván Alonso el equipo no tuvo profundidad y careció de solidez defensiva.

Para el segundo tiempo Pelusso cambió, sustituyó a Ramos por el peruano Rinaldo Cruzado. El aporte de éste (aunque todavía falto de forma) más la inclusión del juvenil Gastón Pereiro, le brindaron otro panorama ofensivo.

Deberá resolver el entrenador cómo sale del brete. Si apuesta una vez más al guión primario, si lo varía, o si lo mantiene y hace variantes de hombres.

Entre los jugadores que se quedaron en Montevideo puede apelar al paraguayo Ismael Benegas (suspendido a nivel internacional) y a Alexander Medina. Los otros cuatro jugadores de cancha (Diego Arismendi, Darwin Torres, Ignacio González y Santiago García) no están habilitados para la competencia local.

Defensivamente el equipo cometió errores en Bolivia. Algunos resbalones y un par de fallas de Munúa cuando intentó jugar con el pie. De todas formas, Pelusso dijo “el futbolista, y sobre todo el defensa, y mucho más un arquero, tiene que tomar los errores como algo normal. Si te cuestan un partido no son normales, pero los pequeños errores son normales. Él (Guillermo De Los Santos) se cayó y se lo atribuyó al campo, porque estaba muy brava la cancha. Los golpes son los que te van enseñando, y un buen defensa tiene que superar inmediatamente esa situación”.

Para jugar atrás es probable que ingrese Jorge Curbelo, que iba a ser titular ante Oriente, pero no estaba 100% físicamente. “Estos dos meses serán complicados. Tenemos muchos partidos y nos faltan cinco jugadores para la rotación”, dijo Pelusso a El Observador antes de viajar a Santa Cruz.


Populares de la sección

Comentarios