Nacional tiene plata en el banco

El tricolor mantiene la base del equipo que ganó el Apertura y además, en los últimos partidos presentó figuras que pueden mecharse sin problemas

Los hinchas de Nacional se regocijan cuando hablan de “la cantera inagotable”. Y tienen razón. En los primeros escarceos del verano quedó demostrado una vez más que las divisiones formativas del club no se agotan.

Álvaro Gutiérrez, hombre que conoce de adentro la labor del laboratorio, no tuvo reparos en mandar a la cancha frente a Peñarol y Universitario de Perú a jugadores como José Aja, Gonzalo Ramos, Pablo Valim, Renzo López y Leandro Otormin.

Esto, sin contar a los más experimentados, pero también surgidos de las mismas entrañas, como Santiago Romero, Alfonso Espino, Nicolás Prieto, Carlos De Pena y Gonzalo Bueno, o Gastón Pereiro y Rodrigo Amaral, las perlas que integran la selección sub 20 y por ese motivo no estuvieron en los encuentros de pretemporada.

Nacional ganó los dos partidos casi con naturalidad. A pesar de tantos cambios y si bien no es lo mismo la actividad oficial que un par de partidos  recién comenzada la pretemporada, el rendimiento del equipo mantuvo sus puntos altos.

El técnico tiene plata en el banco. Tiene adonde acudir si los titulares se quedan sin crédito. Lo demostraron los suplentes que actuaron pocos minutos en el Apertura y los juveniles que dan sus primeros pasos en el equipo profesional. La seguridad de Aja, la frescura de Otormin, de Renzo López...

Puesto por puesto, Nacional reafirmó que tiene dos arqueros de similares condiciones. Gustavo Munúa y Jorge Bava son titulares, aunque solo uno puede jugar.

En la zaga se fue Rafael García, pero volvió el Guillermo De Los Santos de Cerro, el que Nacional fue a buscar a mediados de 2013. Después de casi un año de sufrimiento por problemas extra fútbolísticos, el zaguero reapareció con gran solvencia.

Donde falta un retoque es en el lateral derecho. Jorge Fucile no logra recuperarse de la lesión en la rodilla y solo quedó Romero para ese puesto. Gutiérrez probó ahí al juvenil Sebastián Gorga en estos partidos veraniegos.

Juan Manuel Díaz, que comenzó siendo titular en el lateral izquierdo y después salió por una lesión, también demostró que está para volver cuando el técnico lo decida o cuando Alfonso Espino deje de jugar tan bien como lo hace desde que se puso la camiseta de titular.

Hablar de “doble 5” en el actual equipo tricolor es hacerlo de Gonzalo Porras y Diego Arismendi. Se lo ganaron por méritos propios durante el Apertura. Sin embargo, ante cualquier percance, Nicolás Prieto está pronto. Y quien llegó para ese sector, aunque también puede colaborar en la zaga, es Ribair Rodríguez.

De ahí hacia adelante las variantes con que cuenta el entrenador son pura calidad. Ya lo demostraron en el torneo anterior Pereiro, Recoba (bueno, el Chino lo ha demostrado en los últimos 20 años), Carlos De Pena e Iván Alonso. Falta que resurja la  inventiva de Ignacio González.

Del esquema principal falta Henry Giménez, al que no se le renovó el contrato. Pero aún tienen para ofrecer su clase Sebastián Fernández, Gonzalo Bueno, y alguno de los juveniles que empujan a puro talento.

“Estoy muy contento por cómo vienen trabajando los juveniles y cómo vienen evolucionando. Hoy no puedo asegurar que vayan a quedar en el plantel, pero sí que el proceso de juveniles que tenemos desde hace tiempo está dando sus frutos”, dijo el técnico Gutiérrez.

Aja, uno de los frutos, indicó que jugar en Primera junto a sus amigos de inferiores es “hermoso y gratificante”.

“Desde juveniles soñábamos con jugar un clásico en Primera. La felicidad es tremenda y se nota la alegría en la cancha”, agregó.

Nacional está cubierto, tiene plata en el banco.


Populares de la sección

Comentarios