Nacional se pone firme en el tema Amaral y se acotan las salidas

El jugador regresó del Mundial y no volvió a Nacional; el club espera una reunión con Fonseca
Rodrigo Amaral tiene contrato con Nacional hasta fin de año, pero el futbolista dijo que no va a volver al club. Por esa razón, el presidente albo, José Luis Rodríguez, dijo que si en estos días no se llega a una solución, el jugador debe volver al club, pero a Tercera división de acuerdo a la decisión que se tomó hace unos meses.

La cláusula de rescisión es de US$ 3 millones, y es lo mínimo que pretende Nacional por su transferencia, cuyo presidente espera reunirse con el representante Daniel Fonseca en estos días.

¿Qué sucede si no llegan a un acuerdo? El futbolista tiene contrato hasta el último día de diciembre y como empleado del club debe responder a los tricolores, que le asignaron entrenar con el plantel de Tercera división. Si no concurre, Nacional puede tomar medidas con el jugador.


Contrato

El futbolista tiene contrato con Nacional hasta el 31 de diciembre de 2017, pero de acuerdo a una resolución que tomaron el presidente José Luis Rodríguez y el técnico Martín Lasarte en su momento, el delantero no regresará al plantel de Primera división, sino que se debería integrar a la Tercera que dirige Alexander Medina. Sin embargo, tanto el representante Daniel Fonseca, como el propio jugador, afirmaron que no iba a volver al club.

Cláusula de rescisión

Nacional y Fonseca acordaron en 2015 el valor de la cláusula de rescisión del contrato en US$ 3 millones, e incluía un salario mensual de US$ 10.000. Por lo tanto, si el futbolista se quiere ir ahora del club, el empresario tendrá que desembolsar esa cantidad de dinero, de su bolsillo o de la institución que quiera comprar los derechos económicos de Amaral.

Fonseca declaró que después del mundial sub 20 iba a conseguir un destino para el jugador. Nacional ya vivió casos similares y tal vez el más recordado sea el de Nicolás López, cuando su representante Pablo Bentancur pagó la cláusula de salida de US$ 1 millón y se lo llevó a entrenar en la Roma hasta que cumplió 18 años.

Mundial sub 20

Después de la polémica (con Nacional y con el técnico de la selección Fabián Coito) que generó la decisión de Amaral de entrenarse solo con un preparador físico en Maldonado, y que puso en duda su participación en Corea del Sur, finalmente integró el plantel. Ingresó en el segundo tiempo del primer partido contra Italia y marcó de tiro libre el gol del triunfo; fue considerado uno de los mejores del torneo. En ese mismo encuentro se lesionó el tobillo y cuando regresó no marcó la diferencia. Al final el juvenil retuiteó un tuit que criticaba la decisión del entrenador de utilizarlo poco, pero después lo borró.

Llegada a Montevideo

El martes pasado regresó la delegación sub 20 a Montevideo. Agustín Rogel y Matías Viña, integrantes del plantel, retornaron a los entrenamientos con el plantel de Nacional al día siguiente para jugar el Torneo Intermedio y participar en la Copa Libertadores. De Amaral el club no tiene noticias. El jugador le dijo a Referí en el aeropuerto que la decisión de no volver a Nacional estaba tomada y que esperaba la llegada a Montevideo de Fonseca para conocer su futuro.

Amaral no fue incluido en la lista de buena fe de la Libertadores y no podrá jugar en octavos de final. Podría incluirlo recién para jugar a partir de cuartos de final.

La palabra del presidente

Rodríguez habló este jueves desde Asunción, adonde viajó para el sorteo de los octavos de final de la Copa Libertadores, y señaló en Sport 890 que "por Amaral estamos hablando con Fonseca y la situación se va a definir a más tardar el lunes de la semana que viene. Los abogados de Nacional y de Fonseca se juntaban para formalizar un acuerdo. La cláusula de rescisión es US$ 3 millones. Es una situación que no se puede seguir estirando más", expresó.

¿Quién piensa en el jugador?

Si bien el futbolista está de acuerdo con las determinaciones que toma su representante, lo que está en riesgo es su futuro deportivo. Amaral tiene tendencia a engordar y ese ya es un tema grave para un futbolista de élite. Si a esto se le agrega que no está entrenando con un plantel, que no hace fútbol, que está perdiendo los mejores años de su carrera, que no sabe cuál será su destino, las perspectivas de Amaral no son las mejores.

Un gran proyecto

Todos quienes lo formaron en Nacional coinciden en que Amaral es uno de los mejores proyectos del club. Sus condiciones futbolísticas no tienen discusión. El propio Óscar Tabárez lo elogió en febrero pasado en una entrevista que concedió a radio 1010 AM: "Tenemos claro que es un jugador de élite y aparte de las condiciones técnicas, que en el caso de él son excepcionales, están la fuerza mental y lo físico". Debutó en Primera división en 2015 cuando Gustavo Munúa se hizo cargo del plantel principal de Nacional. Después, debido al aumento de peso, fue bajado a Tercera y en abril de 2016 realizó un ciclo de un mes de entrenamientos con el preparador físico Andrés Barrios en Maldonado. El mismo trabajo realizó en Maldonado en febrero y marzo de este año, como preparación para el Mundial sub 20 de Corea del Sur.


Populares de la sección