Nacional se metió en la pelea

El bolso aplastó a Rampla, recuperó la ventaja en la Anual y se arrimó a seis puntos de los líderes; la irregularidad de todos lo revitalizó

Peñarol no termina de despegar, Danubio le pega a los grandes pero sufre con los de abajo, cuando Atenas, River Plate y Juventud tuvieron que sacar chapa de candidatos perdieron el examen. Es tan irregular este Torneo Clausura que Nacional, de pésimo arranque, se metió en la pelea tras vencer 3 a 1 a Rampla Juniors.

¿Tan así? Y sí. Hace un par de fechas, Nacional estuvo cerquita de quedar último. Hoy, cuando a cada equipo le falta disputar 21 puntos, los albos quedaron a seis de los líderes Peñarol y Danubio.

Para ello, se tuvo que cruzar con un rival que fue una lágrima. Porque Rampla fue al Parque Central a pararse atrás sin la menor idea de cómo contrarrestar el potencial tricolor ni cómo lastimarlo a la hora de pasar al ataque.

Con un 4-4-2 donde los dos volantes centrales (Galo-Román), se pararon bien cerca de la línea de cuatro final, dos externos que ni colaboraron acertadamente en la marca con sus laterales ni se soltaron en ataque y dos puntas (Núñez-Machado) totalmente disociados de sus nueve compañeros, Rampla estuvo expuesto desde el minuto cero.

Porras y Arismendi jugaron con una increíble libertad porque Núñez nunca tuvo intención de bajar para ser el primer defensor.

De la mano de Porras, Nacional se adueñó de la pelota y rápidamente empezó a inclinar la cancha por la izquierda con un De Pena que se transformó en un martirio para Vargas.

Apoyado por un Espino que pasó constantemente al ataque, De Pena abrió un boquete en la estrategia que a modo de muralla planteó Rampla.

Y a los 14’ esa muralla de arena se cayó. De Pena puso a un centro al primer palo y Barcia, allá desde la punta derecha, se cruzó para ganarle a todos en el primer palo.

A partir de la ventaja sucedieron dos hechos increíbles: 1- Rampla permaneció inmutable; 2- Rampla llegó al empate.

¿Cómo? Pelota quieta de Núñez, rechazo hacia atrás en la primera línea de la defensa, inexplicable inacción de Munúa y gol de Machado.

Pero claro, apostar a una pelota quieta salvadora jugando tan lejos del arco rival hizo imposible la reproducción del milagro. Para muestra basta un botón: el primer y único córner picapiedra en toda la tarde fue al minuto 81.

Nacional no tuvo ni tiempo de ponerse nervioso. Porque el partido estaba clarito: jugar por la izquierda.

De ahí vino el centro que Vargas cortó con la mano para el penal que Iván Alonso transformó en gol. Milimétricamente, las imágenes demostraron que la infracción fue afuera del área. Pero si algo no tuvo de milimétrico el partido fue la distancia que separó al juego exhibido por uno y otro equipo.

Nacional fue velocidad y juego asociado por el sector medio y el izquierdo del ataque.

Jugar con una profundidad renga, ya que Gorga no se ofrece al desdoble ofensivo para combinarse con Barcia por derecha, no fue impedimento para que este último lastimara metiendo punzantes diagonales.

Así llegó el tercero. De Pena volvió a superar a Vargas, Barcia arrastró todas las marcas y Alonso quedó solo para definir a lo Alonso. Implacable.

Recién entonces, los volantes centrales de Rampla salieron de la cueva e intentaron apretar a Porras y Arismendi, los gestadores del juego tricolor.

Demasiado tarde. El picapiedra nunca pudo hacer retroceder a Nacional y fue incapaz de crear una sola chance de riesgo sobre el arco de Munúa.

En el complemento, Nacional se defendió con la pelota –solo cometió cuatro faltas contra 13 de su rival en ese lapso– pero bajó su cuota de efectividad en ataque.

Pereiro desparramó a Long y puso un pase abajo de la línea que fue rechazado, después se perdió un gol pegándole con la derecha –su pierna inhábil–, Nacho González reventó el vertical en un tiro libre y Long salvó el rebote ante Gorga.

El vivo retrato de Rampla fue un centro en el que sus dos zagueros saltaron solos y obligaron a Long a otra gran atajada para salvar más que un gol un blooper.

Un rival hecho a medida para recuperar confianza. Nacional lo aprovechó, recuperó 11 puntos de ventaja en la Anual y quedó a tiro en el Clausura.

 

 


Populares de la sección

Acerca del autor

Comentarios