Nacional se llenó de dudas

A una semana del inicio del Apertura, el tricolor perdió 3-0 contra Deportivo La Coruña

El humor cambió después de 90 minutos de fútbol en España. Nacional viajó a disputar el trofeo Teresa Herrera con el optimismo a cuestas, con la ilusión de hacer una buena presentación, de seguir afinando el equipo a una semana del inicio del Campeonato Uruguayo, pero el 0-3 frente a Deportivo La Coruña lo llenó de dudas.

¿Solo con Diego Polenta se acomodará la defensa o habrá que buscar otro jugador de experiencia para la zaga? ¿El sistema con un solo atacante cerca del área es el adecuado? Ya lo probó Gerardo Pelusso y no le dio resultado. ¿Son Romero y Arismendi los apropiados para el doble cinco? ¿Por qué Barcia bajó tanto su nivel de los últimos tres partidos del torneo anterior? ¿Seba Fernández es la solución en ofensiva? ¿Se acomodará Alonso a jugar de esta forma?

En fin, preguntas que surgen después de este partido contra Deportivo La Coruña, pero que vienen de antes y que todavía no encontraron respuestas. Es verdad que el ciclo de Álvaro Gutiérrez está dando los primeros pasos, que después del esfuerzo físico de la pretemporada solo jugaron tres partidos internacionales: victoria ante Libertad y derrotas contra Boca Juniors y Deportivo.

Y ya no hay más tiempo, ni encuentros para mejorar. Porque en el partido de este domingo frente a Sporting Braga por el tercer puesto del Teresa Herrera jugarán 11 futbolistas nuevos según adelantó el entrenador. El equipo titular es el que actuó ayer, con algún retoque de último momento.

Gutiérrez tendrá que ir corrigiendo sobre la marcha de la actividad oficial. Y eso es, a veces, caminar sobre la cuerda floja. Porque si los resultados no se dan empieza a generarse un clima de nerviosismo, de rumores, que entorpece todo.

La flojedad de la zona defensiva fue elocuente. En cuatro minutos Deportivo se puso dos goles arriba, ambos convertidos por el argentino Luis Fariña. El primero tras un pase atrás de Barcia que cayó en los pies del rival. El segundo después de una atajada de Munúa y un enganche de Fariña frente a la  pasividad de los defensores.

El tercer gol, convertido en el segundo tiempo por Toché, también dejó en evidencia a De Los Santos que ni siquiera pudo estorbar al jugador del Deportivo.

Pero no hay que cargarle todas las tintas a los cuatro hombres de la línea defensiva. Porque en el mediocampo también sufrió. Muchas veces la pelota apareció detrás del doble cinco, con campo para avanzar hacia Munúa quien la tuviera.

La creación también fue escasa, aunque tuvo un par de oportunidades para vencer a Lux. Barcia casi en la línea definió con tanta pachorra que el golero tuvo tiempo de levantarse después de desviar un cabezazo de Alonso y tapar el disparo del floridense. Después fue Pereiro el que falló de frente al arco.

No desbordó Nacional, tampoco generó por el medio. Los cambios en el segundo tiempo de ambos equipos desinflaron el juego. Deportivo no tenía necesidad de seguir buscando goles y Nacional solo tuvo un cabezazo afuera de Taborda después de un centro de De Pena.

Muy poco lo que mostró Nacional a una semana del inicio del Apertura. 


Populares de la sección

Comentarios