Nacional se aferra al pasado

El tricolor llega a la final en caída, pero los jugadores se aferran al fútbol del Apertura

En este tipo de partidos no importa cómo llega cada equipo; son 90 minutos y ganará el que cometa menos errores", dijo ayer Gonzalo Porras a El Observador. El volante se refirió también a la incertidumbre que generó el funcionamiento del equipo en las últimas fechas del Clausura: "Nosotros no estamos preocupados. Se habló del bajo rendimiento, pero lo que pasó no se puede cambiar, ahora hay que trabajar para el domingo".

Confianza es lo que sobra en el plantel de Nacional para el clásico que puede definir el Campeonato Uruguayo y los futbolistas tratan de evadirse de los comentarios sobre el bajón del equipo: "No sé si la palabra es que nos dejamos estar, los rivales también juegan y hay que respetarlos. Hace tres fines de semana que estamos esperando que se finalice el torneo, pero algo bueno hicimos porque ganamos el Apertura y la Tabla Anual" respondió el golero y capitán Gustavo Munúa a El Observador.

Los jugadores confían en sus fuerzas y no ingresan en la polémica del análisis que dejó el derrotero tricolor en segundo semestre de la temporada. Después de ganar 14 de 15 partidos en el Apertura, ganó solo seis en el Clausura.

El arco de Munúa permaneció invicto durante siete partidos del Apertura, pero no mantuvo la regularidad en el Clausura. El golero cometió errores, pero especialmente defeccionó todo el bloque defensivo.

Así como la entrada de Diego Polenta acomodó la línea de cuatro en el primer torneo, no pasó lo mismo en el segundo. La salida de Rafael García al fútbol mexicano no se pudo tapar en las primeras fechas con José Aja primero y Guillermo De Los Santos después. El nivel de los dos no permitió que continuarán entre los 11.

Nacional contrató entonces al colombiano Carlos Valdés, que jugó el último mundial y ahora fue convocado para la Copa América. Su ingreso en la sexta fecha coincidió con el mejor rendimiento del equipo en el Clausura: Nacional obtuvo cinco victorias y un empate, y cayó dos veces.

Pero Valdés ya no está, lo que abre nuevamente el signo de interrogación en la defensa. En las últimas fechas Gutiérrez probó con Arismendi y con De Los Santos. Nacional recibió un gol contra Cerro y tres frente a Tacuarembó. En la práctica de ayer el que ocupó ese lugar fue Sebastián Gorga, quien actuó casi todo el torneo como marcador de punta.

La otra gran duda es la creación del fútbol. Sin Gastón Pereiro (aunque la sub 20 quede eliminada del mundial y pueda llegar el viernes, no será titular), el entrenador parece inclinarse por Sebastián Fernández, quien actuó en ese puesto frente a Cerro, aunque no convenció. La otra posibilidad, de que juegue con tres volantes de recuperación, parece esfumarse.

También bajó en los últimos encuentros el rendimiento de los puntas, Leandro Barcia y Carlos De Pena. La velocidad de ambos es fundamental para abrir la defensa de Peñarol y ponerle pelotas de gol a Iván Alonso, que aunque bajó su promedio, fue el más efectivo del equipo. Por todo eso, Nacional se aferra al pasado.


Populares de la sección