Nacional sabe cómo hacerlo

El tricolor lidera el Apertura pese a las 10 bajas; en 2007 Peñarol terminó 11º en similar situación

Falló la rodilla de Fucile y entró Romero como si hubiera jugado toda la vida en el lateral. La lumbalgia atacó de nuevo a Juan Manuel Díaz y Espino no decepcionó. Se desgarraron Barcia y Fernández, y aparecieron De Pena on fire y Giménez con ganas de volver a ser aquel de River. Nacional funciona como equipo, pero también como plantel. Un trabajo sin fisuras de Álvaro Gutiérrez que llevó a los tricolores a la primera posición del Apertura, sobreponiéndose a por lo menos 10 bajas por lesiones, más otras situaciones inesperadas.

Y cuando se busca el antecedente más cercano, más se valora la actualidad de Nacional. En el Apertura 2007 Peñarol vivió (sufrió) una situación similar y el resultado fue catastrófico. Los futbolistas de aquel plantel aurinegro se desgarraron en cadena, el técnico Gustavo Matosas nunca pudo encontrarle la vuelta a tantas bajas, el preparador físico Fernando Parola se fue antes de que lo echaran, el equipo terminó 11º y tras la cuarta fecha del Clausura fue cesado el entrenador.

Además de los desgarros de Carlos Díaz, Mario Álvarez, Ramiro Bruschi (dos veces), Diego Rodríguez, Maximiliano Arias, Alejandro González, José María Franco (dos veces) y Fernando Correa; Maximiliano Bajter se recuperaba de una rotura de ligamentos y en el clásico, dos fechas antes del final, el golero Juan Castillo se fracturó una vértebra tras chocar con el Chengue Morales.

Otro dato negativo, que contrasta con la actualidad de Nacional (que no tiene jugadores expulsados), es que Peñarol sufrió nueve tarjetas rojas en aquel torneo.

Cómo habrá sido el desempeño de aquel equipo que perdió seis partidos, empató cinco y ganó cuatro, que su goleador en ese torneo fue José María Franco (6 goles) jugando apenas cinco partidos, porque pasó casi todo el campeonato en sanidad.

El médico Alfredo Rienzi, entonces titular de la sanidad aurinegra, culpó a Parola por la cantidad de desgarros, lo que provocó la salida del preparador físico. “La verdad es que Parola es una persona bárbara y en la charla telefónica me lo demostró, pero en una reunión que mantuvimos con Gustavo (Matosas), ya habíamos tomado la decisión de que sería cesado en su cargo”, dijo entonces Juan Pedro Damiani, quien ejercía el cargo de coordinador institucional tras la muerte de su padre José Pedro. Se habló entonces de que los jugadores salían por las noches y los hinchas se la agarraron con los colombianos Leonardo Moreno y Arnulfo Valentierra.

Nacional transita por las antípodas. Los resultados positivos transformaron en anécdota el error que provocó la prisión domiciliaria de Arismendi y Nacho González, pocos se enteraron que Taborda llegó con tres partidos de suspensión y que Polenta demoró en ponerse en forma. El cuerpo técnico cortó los horarios dobles por la cantidad de lesionados, pero nada es tan relevante como ganar y estar en la cima.


Populares de la sección

Comentarios